Te contamos cuáles son los secretos para crear rutinas de cuidado perfectas para que tu piel y tu melena luzcan mucho más radiantes y saludables.

Es hora de hacer cambios productivos. El verano ya se fue y es nuestra responsabilidad cuidad de nuestra piel y de nuestro cabello. Pues, de eso depende de que, en la próxima temporada estival, luzcan más bellas y saludables. 

Con el otoño, ya entre nosotras, tenemos que hablar de un clima más fresco y una disminución de la humedad, lo que genera aire seco y más viciado.      Indudablemente, esto repercute en el cabello y también en la piel, tornándola más seca. 

Por ello es que vemos indispensable inmiscuirnos en el cuidado de nuestra belleza y conocer qué opciones existen para lucir bien. Este es el momento perfecto para reevaluar nuestras rutinas y enfocarnos en el cuidado según la temporada. A medida que cambian las estaciones, también debe hacerlo las estrategias para proteger la piel y el pelo. Pequeños ajusten pueden marcar una gran diferencia. 

Con respecto a la piel

  • Será recomendable probar con cremas hidratantes más espesas. Evitar aquellas que son más ligeras y que no tienen aceite. Esta es una temporada en la que hay que aumentar el volumen con hidratación más fuerte. Por ello, lo mejor es aplicar una crema espesa hecha de ceramidas. Sirven como sistema de apoyo para la barrera de la piel. 
  • Una loción corporal evitará que la piel se sienta seca y con picazón, algo común cuando termina el verano, pues hay mucha menos humedad en el aire. 
  • Reducir la exfoliación a medida que el clima se vuelve más frío. La exfoliación excesiva puede crear pequeñas grietas en la barrera de la piel que conducen a una mayor pérdida de hidratación e inflamación. 
  • Un humidificador en casa será una buena opción para cuidar la piel. Los bajos niveles de humedad degradan la barrera de humedad natural de la piel, lo que provoca descamación y agrietamiento. 

En cuando al pelo 

  • Optá por protección térmica para que el uso del secador, la planchita y otro aparato que irradie calo, no dañe tu melena. 
  • El uso de un champú en seco provoca un efecto astringente sobre el cuero cabelludo y colabora a elevar las raíces que tienden a quedar sin volumen. No es un sustituto del champú tradicional.
  • Los cepillos iónicos para la electricidad estática no son solo uso de peluqueros, podés adquirir uno y darle un efecto suave al cabello. 
  • Hidratá tu melena con productos de hidratación profunda. Si no los encontrás en el mercado, no dudes en acudir a tu centro de estética de cabecera. 
  • Los extractos con aceites son perfectos para darle salud y fuerza a cabello, sobre todo, si solemos pasar mucho tiempo expuestas al frío.
  • Productos antifrizz, el frío y el viento son característicos de esta época y, su vez, se llenan de melenas encrespadas. Para evitar esto, lo más recomendable es contar con un producto de finalización antifrizz que protegerá el cabello de la humedad del ambiente.

Estos sencillos trucos y consejos te permitirán cuidar de tu pelo y de tu piel durante toda la época fría. La responsabilidad de tu belleza, ya está en tus manos.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre