More

    Jardines bajo la luz de la luna

    Compartir esta nota:

    Descubrí los mejores tips para un diseño romántico.

    Por Prof. Claudio Doratto. www.claudiodoratto.com

    Las noches en el verano nos permiten encontrar en el jardín un espacio para salir de la casa y el calor que allí se encuentra.

    Estamos a finales de año y las olas de calor con temperaturas que superan los 35ºC, hacen que queramos salir al jardín cuando éstas han descendido un poco.

    A partir de ello, pensé en compartir algunos consejos para disfrutar nuestros espacios exteriores en esos momentos.

    Sabemos que la iluminación genera sensaciones, contrastes, destaca lugares y mucho más. Pero, ¿qué ocurre con todo ello si no está presente o simplemente creemos que iluminan mucho y preferimos dejarlas apagadas?

    El artículo de hoy era un debate entre dos ideas: la que elegí, jardines de luna, y “el jardín que no vemos”, que será para una futura entrega y está pensado en jardines para personas con discapacidad visual.

    Comencemos hoy, activando la imaginación.

    Luego al final de una extenuante jornada llegás a tu hogar y salís a tu jardín que, estando a oscuras pareciera que cobró una nueva vida.

    La fragancia de las flores que se abren de noche, el sonido del agua de una fuente, el reflejo de la luna en un pequeño estanque, el canto de los grillos…

    Una suave brisa que se lleva a los mosquitos a otro lado. 

    El jardín puede cobrar una nueva dimensión. Una mezcla de magia, romanticismo y por qué no también, algo de misterio.

    No se necesita un gran terreno, ya que podemos acondicionar una terraza o balcón para disfrutar de la noche entre plantas, y tener un jardín lunar.

    Se conoce como “jardín lunar o jardín de la luna” a espacio exterior destinado a ser disfrutado a la luz de la luna llena o durante la noche, y con muy poca iluminación artificial. 

    En este tipo de paisajismo se incluyen flores blancas o de colores claros, que se abren por la noche. Plantas que liberan fragancias dulces cuando oscurece o follaje de plantas que agregan una textura, color y forma única por la noche.

    TIPS PARA TU JARDÍN LUNAR

    • ILUMINACIÓN

    Un “moon garden” requiere de muy poca iluminación artificial, porque el objetivo es que brille con la luna llena. 

    Eso no significa que dejés de lado el efecto que podés conseguir al incluir además iluminación funcional para permitirte realizar actividades sociales en ellos.

    En la actualidad, encontrarás un gran número de dispositivos LED que se conectan a la red eléctrica o con paneles solares.

    Los efectos logrados dependerán del color de la luz, la orientación del haz de luz, la densidad de la vegetación, la naturaleza del material a iluminar (tronco de árbol, escultura, jarrón, macetas, una pared, un espejo de agua, etc.).

    Deben colaborar con generar una atmósfera placentera y relajante por lo que podés agregar velas, linternas o iluminación en los árboles hacia arriba para obtener un brillo suave.

    • ESPEJOS DE AGUA, PÉRGOLAS Y ACCESORIOS 

    El espejo de agua es un elemento que va de la mano de un ambiente romántico, que invite a la relajación o contemplación. Puede ser estático, como un estanque con nenúfares o en movimiento, como una fuente que aporte además su sonido.

    Como muchas de las plantas que florecen de noche se corresponden a trepadoras, una estructura como una pérgola o un entramado te permitirá tenerlas.

    Qué mejor que disfrutar de todo sentada en una bella banca pintada de blanco, que actuará como punto focal cuando no la usemos.

    Siguiendo con los accesorios, el uso de macetas o contenedores es recomendable en jardines pequeños y, como en el caso anterior, si tienen un color claro destacarán durante la noche.

    • PLANTAS

    La idea es que, en el diseño, incorpores plantas que tengan flores de apertura nocturna, de preferencia blancas o colores claros. 

    También elegí aquellas con follaje de color gris claro y las que poseen hojas variegadas (con bordes claros), en el caso que durante el día tu jardín tenga mucho sol directo. 

    La presencia de bastante sombra también condicionará las especies elegidas, así que debés analizar bien el área a intervenir.

    No te olvidés de incorporar plantas aromáticas, que desprenderán sus esencias cuando las acaricies o roces mientras caminas entre ellas.

    Para sintetizar, un jardín de luna está pensado para ser disfrutado a la luz del plenilunio, o con iluminación extra en otros momentos. 

    Las plantas deben tener follajes de tonos claros y contrastantes. Además, las flores de apertura nocturna contribuyen al efecto buscado: disfrutar el espacio en ausencia de luz artificial.

    Entonces, qué me decís, ¿vas a incorporar alguna de estas ideas para disfrutar del jardín en las noches de verano?

    ¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

    Las más leidas

    Más artículos de esta temática

    Recorré una vivienda cubierta por árboles y plantas

    En la isla Sri Lanka ubicada en medio del Océano índico, se encuentra esta increíble casa inmersa en...

    Conocé el rol de cada material en la climatización

    Descubrí qué materiales utilizar para que tus ambientes sean confortables climáticamente, ahorrando energía y recursos. Arq. María Florencia Oña...

    Descubrí esta increíble casa del pedemonte mendocino

    Recorré esta vivienda, conformada por una serie de planos que se elevan, se cruzan y se amalgaman a...

    ¡Ya salió la revista de las vacaciones de Mundo CH!

    Recorré la revista digital e interactiva del mes de enero. Llevala en tu celular o tablet, a donde...