Los cupos son limitados y requieren inscripción previa. Las clases comenzarán el sábado 6 de agosto.

Probot School, la primera escuela de robótica de Argentina, reorganizó su propuesta metodológica y curricular adecuándola a los nuevos requerimientos de esta época. Esta renovación pone un fuerte énfasis en la adquisición de la capacidad de aprender a aprender “con” y “acerca de” tecnología y a aprender a través de experiencias y metodologías diversas basadas en las pedagogías activas.

“Estamos muy felices con esta propuesta que pretende que los chicos se acerquen a la programación y a la robótica a través de un lugar más lúdico, interactivo y de colaboración con otros jóvenes interesados en los mismos temas. Además estamos muy contentos de que estos cursos están enmarcados en una serie de actividades que se llevarán a cabo este año, como la  Competencia Nacional de la Liga de Robótica que se realizará el 29 de octubre en Mendoza, con Probot School como organizadora y sede”, explicó Graciela Bertancud, apoderada de la Fundación Tomás Alva Edison, a la que pertenece Probot School.

El curriculum está organizado en cursos presenciales, que han sido rediseñados pensando en tres variables: gradualidad, interconexión y complementariedad.

Estos cursos tienen 12 clases, organizadas en 3 módulos de cuatro clases cada uno; y cada uno se desarrollará con grupos reducidos. Semanalmente, los alumnos de Probot School tendrán a disposición a una profesora o profesor durante una jornada de 9:00 a 12:30 horas; acceso a una plataforma con material tutorial de soporte y desafíos para practicar y afianzar los aprendizajes entre sesiones; monitoreo, acompañamiento y seguimiento personalizados y permanentes.

En esta etapa, los interesados pueden elegir entre tres cursos. El primero, Robot Escarabajo, está diseñado para principiantes (10 a 11 años) y durante el mismo los estudiantes construyen un producto que los introduce a los conceptos básicos de la electrónica y la programación, y comienzan a desarrollarse  habilidades STEAM (un enfoque integrador que fomenta el interés de los estudiantes en ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas a medida que desarrolla una variedad de habilidades importante).

bdr

El segundo, para jóvenes entre 12 y 14 años, es el Seguidor de líneas, durante el cual se construirá un robot a transistores con introducción a la programación en Arduino. En este curso los alumnos confeccionan un robot que es capaz de seguir una línea con autonomía. Se hace preguntas, se examina e indaga, se plantean hipótesis, se esbozan respuestas y se repite el proceso para lograr el producto final.

El tercero, destinado a jóvenes de 15 a 17 años, denominado Jugador de Fútbol, es un curso donde se confecciona un robot Jugador de futbol con programación en Arduino (una plataforma de desarrollo de código abierto, tanto en el software como en el hardware, que dispone de una placa electrónica con la que los estudiantes pueden experimentar mientras aprenden conocimientos de robótica, electrónica y programación).

En todos los casos, se les entrega todos los materiales para realizar la propuesta.

Los interesados pueden conseguir más información e inscribirse en www.probotschool.com

 

 

 

 

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre