Consejos para principiantes, amantes de los jardines que aún no se animan a transformar los espacios verdes del hogar.

Por prof. Claudio Doratto. Telegram: https://t.me/jardineros

Hemos iniciado el año con energías renovadas, con ganas de hacer nuevas cosas y generar nuevos proyectos que nos movilicen.

Y como nuestros pensamientos están siempre en las plantas y el jardín. ¡Qué mejor que imaginar en dar un nuevo aire al nuestro!

Una nueva temporada con artículos con ideas para aplicar en nuestro hogar, pero sin entrar en tecnicismos que puedan quitarnos las ganas.

Jardinería y paisajismo para principiantes, y no tanto.

Empecemos por definir qué es un patio o terraza desde un punto de vista paisajístico. No el que solemos emplear de forma genérica.

“Son superficies pavimentadas que nos permiten aprovechar al máximo el espacio exterior como si fuera una habitación al aire libre para pasar algún tiempo y relajarnos. O simplemente que se transforme en un jardín en miniatura repleto de macetas.”

¿Empezamos el recorrido?

Elegir el lugar

Puede ser la tarea más fácil de todas si sabés bien qué usos le darás.

Si es para tener una parrilla y comer junto con la familia o amigos, buscarás posiblemente estar cerca de la casa.

Si es para disfrutar del sol, evitarás la sombra de árboles o de las construcciones vecinas. Todo lo opuesto a si querés estar al resguardo de él.

Pero también puede convertirse en la solución para aquel sector del jardín en el que nada crece o que se encuentra perdido detrás de plantas, y no se utiliza.

Sea la razón que lo defina, siempre tené presente que el acceso sea fácil.

El diseño

Puede tener la forma y dimensiones que quieras, siempre que consideres los siguientes detalles para que tengas éxito con el diseño.

  • La frecuencia con la que se usará el espacio
  • La finalidad: si es un espacio para la lectura, un lugar para eventos familiares o con amigos, para disfrutar del sol, etc.
  • El espacio del que disponés o pretendés destinar al patio o terraza.
  • El diseño del jardín y el estilo arquitectónico de la casa.

Con ello en mente, papel y lápiz mediante, podrás dar rienda suelta a tu creatividad.

Las formas más comunes son cuadradas y rectangulares, pero no tenés que quedarte con ello.

¡Atrevete a más!

Podés experimentar con escalones o desniveles. Con bordes curvos o irregulares.

Como lineamientos generales podríamos decir que los bordes geométricos van más de la mano de diseños formales y las líneas curvas a jardines informales o silvestres.

Un buen parámetro es imaginar si lo ideado complementa al jardín o se impone sobre éste. De ser lo último, deberás reducir posiblemente las dimensiones.

Elegir los materiales

Es una posibilidad que una cuestión presupuestaria determine un poco la elección o la disponibilidad en el mercado.

Salvando esa situación, podés lograr buenos resultados eligiendo la misma piedra o ladrillos de la construcción.

Elegí materiales que se adapten a la forma del área a construir. Es muy fácil hacer líneas curvas con ladrillos, adoquines, pórfidos y con piedras naturales.

Si querés que el estilo sea más natural, podrás construir las terrazas con madera tratada o las baldosas de eucalipto o pino que se consiguen en el mercado.

Finalmente, para lograr efectos más formales, el empleo de losas de cemento, baldosas, cerámicos o porcelanatos permitirán las formas geométricas necesarias.

Renovar un patio existente

No podía faltar este punto. Es muy común tener espacios embaldosados o una pequeña platea de cemento y queremos “cambiarle la vista” de forma simple.

La opción más rápida es con macetas y jardineras usando plantas de diferentes texturas y colores.

Procurá usar contenedores similares. No mezclés estilos y materiales muy contrastantes que hagan “ruido” a la vista.

También podés levantar partes del pavimento o baldosas dejando parches de tierra en los que vas a colocar plantas del tipo rastrero.

Y, si el jardín es de estilo silvestre o naturalista, también podrías hacer canteros elevados en los bordes o retirar parte de éstos para colocar plantas que den la sensación que el jardín está reclamando su terreno.

Gustos son gustos, pero que estén en sintonía con la vivienda.

¿Ya estás imaginando la transformación? Me encantaría que me la compartas.

En la próxima entrega prometo hablarte del cultivo en macetas y cómo decorar con ellas.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre