Hacen falta muy pocas cosas para hacer de tu casa un hogar relajante que invite a la calma y al bienestar y, sobre todo, que te haga feliz. Y lo decimos literalmente: cuanto menos, mejor.

Este soleado y acogedor loft nos ha enamorado por muchos motivos. Uno, por su sobriedad decorativa. Otro, el buen gusto que desprende. Además, su increíble poder relajante. Pertenece a un hotel boutique en Old City (Finlandia): el Lokal Hotel.

Obra de la pareja de interioristas que dan vida a Jersey Ice Cream Co, es un buen ejemplo para comprobar como los espacios que transmiten calma necesitan de pocos elementos. Y otra cosa: que diseño y comodidad no se excluyen.

Hacemos un repaso sobre las claves decorativas utilizadas en estos pocos metros cuadrados: sobriedad industrial, calidez natural y un toque vintage.

Sin barreras arquitectónicas, este apartamento divide los espacios utilizando los muebles. El truco para suavizar su marcado estilo industrial, es introducir la madera en todo el mobiliario y los tejidos con textura en alfombras, cojines, etc. Un truco: utilizá alfombras para marcar los espacios.

Sobre una paleta de colores reducida, donde el azul juega un papel clave, todo invita a relajarnos. La sobriedad decorativa de las paredes, se complementa con los cambios de textura: ladrillo, madera, yeso… Un truco: no llenés el techo de lámparas, utilizá la luz indirecta.

La cocina es una oda al color azul que, psicológicamente, siempre invita a la calma. Pocas cosas y a la vista. Y, sobre todo, orden. Un truco: Si cada cosa tiene su sitio, nunca habrá desorden.

Las plantas lo llenan todo. Grandes y pequeñas, pero siempre naturales. La naturaleza forma parte de nuestro entorno y es ya un elemento decorativo fundamental de los hogares con alma.

Las plantas nos transmiten muchas emociones positivas, nos acompañan y nos relajan. Un truco: las plantas de hoja grande se ganan todo el protagonismo.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre