Kai Kirichai nos invita a comprender el tejido indígena y nos lleva a sumergirnos en las costumbres latinoamericanas.

¿Alguna vez te animaste a tejer? Se dice que la práctica del tejido existe desde tiempos inmemorables. Desde siempre el hombre ha necesitado vestir su cuerpo, pero también hacer bolsas de almacenamiento o para transportar alimento. Lo cierto es que, esta técnica es tan antigua como la presencia humana en este mundo. Ha estado ligada a la historia de las culturas indígenas quienes, además, encontraron en esta práctica una forma de hacer arte y de contar su vida y su historia. Historia que busca salvar sus tradiciones y que, una vez que las conocés, querés ser parte de ella.

Esto es lo que experimentó Anahí Berlak cuando en 2012, un viaje profundo por Latinoamérica, cambió su forma de ver el mundo y la motivó a crear Kai Kirichai. En esta nota te contamos de qué trata este proyecto, uno de los ganadores del Sorteo Emprendedores organizado por Mundo ClubHouse.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kai Kirichai (@kaikirichai)

Kai Kirichai significa “Tejiendo Pensamientos”. Es un proyecto que tiene como raíz la técnica de tejido ancestral que Anahí aprendió en aquel viaje a los pueblos indígenas. Ya sea a mano o en telar, no cabe duda que esta práctica es el pilar fundamental a través de la cual las comunidades originarias transmiten su cosmogonía y sus grandes enseñanzas. Y eso es lo que esta emprendedora comparte con cada pieza que crea con sus propias manos.

Tejer es una forma de interpretar el mundo y de recrearlo, que integra trabajo y espiritualidad.

Según algunos estudios, al no contar con una escritura (como la que conocemos), los indígenas han utilizado el arte como una herramienta para transmitir su historia, narrar sus experiencias y mostrarse al mundo. Es por ello que cada pieza tiene un diseño particular y, también, elementos que se repiten. Y, por ese motivo, es que es muy importante conservar la tradición de tejer. Kai Kirichai sabe cómo hacerlo, porque no solo pone en práctica las grandes enseñanzas, sino que lo hace con pasión.

Un viaje al interior de la cultura

Recorrer Latinoamérica generó en Anahí el entusiasmo por aprender a tejer tal como lo hacían las mujeres de las comunidades indígenas. Ellas le enseñaron diferentes técnicas de tejidos ancestrales compartiendo en su territorio, su vida cotidiana, quehaceres y cosmovisión.

Tejer es una comunicación con los otros y con una misma, que se traduce en la representación de un pensamiento y en una forma de estar en la vida. Desde siempre las mujeres han tejido la vida, y cuando se está tejiendo, se recrea la vida.

¿Cómo trabaja?

Los tejidos de Kai Kirichai están hechos a mano con mostacillas de vidrio, importadas de República Checa.

En su elaboración se emplean diferentes técnicas  ancestrales de culturas originarias de todo el continente, sus diseños, cargados de profundos significados, y diseños propios, inspirados en la naturaleza y la geometría sagrada, entre otros.

Cada pieza tejida es única, como la persona que la lucirá. Y también hacen tejidos personalizados.

Son joyas tejidas para llenar de colores y alegría tu vida cotidiana, que se pueden mojar y exponer al sol sin modificar el color del vidrio. Sin dudas, de la mejor calidad y durabilidad.

Potrerillos, Mendoza.

Instagram Kai Kirichai

Facebook Kai Kiricha

Correo electrónico kaikirichai@gmail.com

WhatsApp  261 3408008

 

 

 

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre