More

    En el mes del periodista, la profesional habló de su experiencia en los medios y el continuo desafío para analizar temas de actualidad, mundo del vino y política nacional y provincial.

    Por Andrea Alaniz

    Roxana Badaloni, creció soñando con trabajar en la ONU como traductora, pero la vida la llevó por el camino del periodismo en donde, por su trabajo y estilo, se distingue del resto con su marca y estilo personal.

    En su rol de corresponsal del diario Clarín en Mendoza, conductora en radio MDZ y Radio Nihuil, Roxana también se hace tiempo para hablar de vinos, turismo y negocios.

    “Soy una apasionada de la vida y los viajes. Dudo de todo, en especial de los fundamentalismos políticos y religiosos y todo lo esotérico. Soy guardiana de mis afectos y me aburre la rutina”, comenzó diciendo la entrevista.

    ¿Hace cuántos años te dedicas al periodismo?

    Hace 29 años que soy periodista. Antes fui secretaria bilingüe y empleada comercial de un banco. Durante dos años salí la mejor vendedora, me gustaba ganar plata. No estaba convencida de estudiar periodismo. Hice el pre universitario de Derecho, pero no me veía en una oficina rodeada de expedientes. Y soñaba con trabajar en la ONU como traductora, pero la carrera no estaba en Mendoza. A los 21 años, estuve a punto de hacerlo, me anoté en la carrera de intérprete de inglés en Buenos Aires y busqué un departamento donde vivir. Un mes antes de viajar, me consiguieron una entrevista en el diario Uno, que llevaba seis meses de creado y me sedujo el periodismo gráfico”.

    ¿Cómo fueron tus comienzos?

    Nunca había escrito notas. Lo mío era ser caradura, verborrágica y convencer a la gente de que me tenían que dar la primicia. Me mandaron a escribir en política. Me movía como pez en el agua. Primero, como acreditada de Gobierno y después, en la Legislatura. Ahí aprendí a entender a los políticos y la rosca. A los 26 años, me ofrecieron hacerme cargo de la comunicación de la privatización de Emse, con opción de quedarme en la empresa privatizada por los franceses. Duré un año y medio, extrañaba salir a la calle, el contacto con la noticia: del policial, a la marcha, de un debate político a cubrir la crisis económica.

    Soy guardiana de mis afectos y me aburre la rutina.

    Me convocaron para integrar la redacción del nuevo suplemento económico del diario Los Andes. Un gran equipo que armaron los economistas Javier Merino y Néstor Avalle. El suplemento fue de calidad, impreso de color salmón como The Financial Times, gran idea y acierto de la diseñadora María Teresa Bruno, hoy directora de arte de la Ediunc. Y al mismo tiempo, a fines de 1999, me citó Rafa Morán para sumarme a Clarín. Él ha sido uno de mis maestros, trabajamos juntos hasta su jubilación.

    Después dejé Los Andes para formar parte del staff de la revista de Negocios Punto a Punto Mendoza, como jefa de redacción, que crearon Adolfo de la Reta y Mauricio Llaver. En ese trabajo, uní mis dos pasiones: los negocios y el mundo del vino.

    ¿Cómo vivís la evolución de los medios?

    Hay que aprender y estar dispuesto a reinventarse todo el tiempo. De todos modos, gracias a Clarín he estado al tanto de las nuevas tecnologías, las audiencias y los cambios en el consumo de medios. Teletrabajo en casa desde que arranqué en el periodismo. Combino el trabajo remoto con la presencialidad. Me gustaría solo trabajo virtual para poder vivir en distintas ciudades del mundo, y no perder mi empleo.

    ¿Qué significa la radio en tu carrera?

    La radio es el medio más fascinante que conozco. Poder comunicarse solo por la palabra, y acompañar e informar a la gente, mientras uno toma mate y disfruta del momento. ¡Ojo! requiere mucha disciplina, estar lúcido, cumplir horario estricto y estar muy informado. Soy oyente de muchas radios, escucho por aplicaciones, a cualquier hora vuelvo al programa que me gusta y me salto la publicidad.

    Aún me conmueven los problemas de la gente. Puedo ayudar desde mi trabajo a solucionar un problema y me hago cargo y dedico mi tiempo libre a solucionarlo.

    ¿Cómo se hace para compatibilizar el trabajo con la familia?

    Siempre tuve la premisa de que en mi casa tenía que estar resuelto la comida de cada día y todos contentos. Me gusta el orden, pero por momentos me relajo. Tengo tres hijos adolescentes, nada más que explicar. Creo haber estado en cada momento importante de mis hijos: los actos de la escuela, las competencias, y las juntadas con amigos. Me gusta que sean independientes y traten de resolver solos sus cosas. Pero, siempre digo que, en la dedicación diaria, mi marido ha sido mejor que yo. Él los ayudaba a estudiar, los llevaba y traía a todos lados.

    ¿Te sentís a gusto con lo que haces?

    Trabajo con buenas personas, puedo elegir con quién hacerlo, y en eso soy afortunada. Aún me conmueven los problemas de la gente. Puedo ayudar desde mi trabajo a solucionar un problema y me hago cargo y dedico mi tiempo libre a solucionarlo. Tengo jornadas de 12 horas -son cuatro trabajos- y sigo trabajando los fines de semana, pero eso no me impide la vida familiar, social y el deporte.

    ¿Cuáles son tus planes?

    Sobrevivir a la Argentina, primero que nada. Viajar hasta que no me dé más el cuerpo para subirme a un avión o a un tren. No creo que vaya a viajar en micro, ni como jubilada, porque soy fóbica a las rutas, las encuentro muy peligrosas, igual que a las motos.

    Y hablando más profundamente, me gustaría hacer un voluntariado, enseñar a leer y escribir a personas que tengan dificultad, poder leerles cuentos a los chicos, organizar eventos en un comedor comunitario, salir con ecologistas a limpiar las calles y embellecer el entorno donde vivimos. Ojalá me alcance el tiempo para hacerlo.

    Agradecimientos: La Casona Coffee y Hazlo Infinito.

    ¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

    Las más leidas

    Roxana Badaloni: “Hay que aprender y estar dispuesto a reinventarse todo el tiempo”

    Compartir esta nota:

    Últimas noticias

    MWD 2024: el Malbec Argentino celebra su aporte por un mundo mejor

    Se trata de la campaña de la industria vitivinícola argentina de mayor relevancia a nivel global. Este año...

    Concurso Nacional de Ideas “Distrito Fundacional”

    El Colegio de Arquitectos de Mendoza (CAMZA) firmó un convenio con la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza para la puesta en...

    Dispositivos que harán más eficiente tu vida con mascotas

    Amamos tener mascotas en casa, aunque cuidarlas, en función del espacio puede ser además de una gratificación, un...

    Monoambientes, lo bueno en “envase” chico

    En un mundo donde el espacio es un bien preciado, los monoambientes se han convertido en una opción...
    Advertisment ad adsense adlogger