Un evento especial merece un atuendo elegante y cómodo, ya sea en una sola pieza o en dos, formal o informal.

Las fiestas de fin de año son una invitación para verse bien y lucir nueva ropa. ¿Por qué no animarse a un vestuario elegante? Quizás aún no sepas qué ropa ponerte para Navidad o, tal vez, le estés restando importancia.

Dejanos decirte que, para un evento tan especial, en el que la familia se reúne y renuevan sus energías de amor y esperanza; lo que luzcas hablará también de tus deseos. Por ello, te proponemos vestir diferente y, a la vez, en forma sofisticada, usando un hermoso vestido de cóctel.

Si bien existen opciones que responden a protocolos específicos de elegancia, no cabe duda de que existen otras alternativas más informales, pero igual de lindas. Si bien, las noches de las fiestas de fin de año, no se tratan de eventos de etiqueta, pero sí es importante arreglarse más que para una reunión o un compromiso de carácter más informal.

El vestido de cóctel, en líneas generales, es un vestido elegante, corto, que admite muchas propuestas, pero siempre cortos hasta la rodilla, para ir más arreglada de lo habitual.

Puede ser liso, pero también admite estampados, y en cuanto a las formas y colores, tendrás que elegir la que más te favorezca, siempre teniendo en cuenta que no debe ser ni un vestido largo de gala, ni uno demasiado informal.

El vestido de cóctel es un vestido elegante, corto, que admite muchas propuestas, pero siempre cortos hasta la rodilla.

Cómo vestir para un cóctel

Podés optar por un vestido vaporoso, con estampados suaves y colores pastel, nudes, colores en definitiva claros, que admitirían cualquier tonalidad de la paleta de colores. O, lucir un vestido en un único tono.

Se puede combinar el vestido con una prenda de abrigo tipo echarpe, torera o chaqueta elegante, que sea del mismo tono o de uno a juego con los complementos.  Igualmente, podés elegir vestidos más atrevidos en su corte, teniendo en cuenta que el negro es siempre una apuesta segura.

Lo que no debe faltar son los complementos. Un vestido que sea elegante y bonito de por sí, lo será mucho más con los complementos adecuados: zapatos, bolsos, tocados (si se requieren) y prendas de abrigo (si la noche lo amerita).

Los zapatos más adecuados para complementar un vestido de cóctel serán los zapatos de media altura, ya sean cerrados, destalonados o abiertos. Un calzado que nunca falla es el de los clásicos salones de medio tacón, puesto que este tipo de zapatos resultan muy cómodos.

El vestido de cóctel se caracteriza por ser un vestido semiformal y todoterreno, válido prácticamente para la mayor parte de celebraciones.

También pueden resultar muy adecuadas las sandalias de tacón alto o incluso los zapatos planos, siempre y cuando el calzado resulte elegante, combine bien con el vestido de cóctel y sea algo más cuidado que el calzado que lucimos de forma cotidiana.

Los bolsos más adecuados serán siempre los bolsos de mano, los bolsos tipo clutch, los sobre, los bolsos tipo joya, con adornos o lisos.

Los materiales de los bolsos pueden ser muy variados, desde ante y piel hasta raso, telas estampadas, carey, bolsos metalizados, con incrustaciones de pedrería, etc., lo que importa es que combine bien con los zapatos o sandalias que vamos a lucir.

La elección de las joyas dependerá siempre del estilo de quien vista, aunque deberían ser discretas y elegantes, y que complementen bien con bolso y zapatos elegidos.

A veces, con unos simples pendientes, o con un broche grande, pueden hacer lucir  un gran outfit si el vestido es más sobrio y de un solo color. Lo mismo ocurre con los bolsos, zapatos y otros complementos.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre