More

    La profesional es la primera mujer al frente del Colegio de Arquitectos de Mendoza. Conocé la trayectoria de Leticia Martínez en esta charla imperdible.

    La arquitectura la atravesó desde chica ya que su padre, Miguel Ángel, también eligió esa profesión. Trabajó con él cuando era estudiante y, una vez graduada, lo hizo a la par, como socia y en equipo con otros arquitectos. Cuando el estudio se dividió, ella se quedó con la parte que se dedicaba a la gestión y a la administración; dos pasiones que la dejaron hoy en la presidencia del Colegio de Arquitectos de Mendoza (CAMZA).

    Leticia Martínez tiene 48 años y es la primera mujer en dirigir esta entidad que posee treinta años de existencia. Para ella el género no es determinante. Se trata, más bien, de las ganas de trabajar, de cambiar las cosas y de ordenar una organización que no solo tiene para aportar a sus asociados sino también al crecimiento de las ciudades como una suerte de organismo profesional y especializado.

    Quienes me propusieron sabían que soy de las que va para adelante, las que le buscan la vuelta a todo.

    Fue elegida en diciembre de 2022, pero no es nueva dentro del Colegio. Ya había tenido la experiencia de participar de la Comisión Directiva entre 2015 y 2019 junto con el arquitecto Pedro Guerra. Después, su pasión por la gestión la llevó a un puesto clave en la Municipalidad de Mendoza ya que, como subsecretaria de Infraestructura debía coordinar cuatro direcciones más que importantes. Se trataba de Obras Públicas, Obras por Administración, Cementerio y Vivienda, con todo lo que cada sector implica por separado.

    Tal vez por eso o porque es una persona que no quiere quedarse quieta, decidió participar de las elecciones del CAMZA cuando notó su propia disconformidad y la de muchos de sus colegas. “No tenía sentido quejarse sin más, por lo que decidimos participar, cambiar las cosas desde adentro”, subrayó Leticia. La lista que presentó, Concretar, ganó la mesa directiva y todos los órganos en las regionales Centro y Sur.

    “Presentamos una lista nueva que comenzó con el disenso de lo que había, por lo que decidimos involucrarnos”, detalló Leticia. El desacuerdo se convirtió en propuesta, campaña y obtención del voto de confianza.  Leticia vuelve a entusiasmarse con su relato y agrega que eligió el Colegio y dejó su cargo en la Municipalidad para dedicarse a su nuevo rol de representante de los arquitectos

    ¿Qué te aportó tu tarea en la función pública?

    Fue una gran experiencia personal y profesional en la que puse en juego mi capacidad para llegar a acuerdos o conseguir obras que son importantes. Básicamente, es gestión y es algo que los arquitectos, en cierto modo, llevamos en nuestros genes. Es que el arquitecto de una obra es el coordinador general, el que tiene todo en la cabeza, pero al mismo tiempo se hace cargo de tener en cuenta desde los pisos hasta los caños. El arquitecto posee una mirada amplia sin perder de vista el foco para sacar adelante lo que hace, y eso implica energía, concentración y también trabajo en equipo.

    ¿Qué te llevó a involucrarte en el Colegio?

    Fueron causas diversas, pero en especial el hecho de no recibir explicaciones o información cuando las solicitamos. Ahí pensamos en hacer algo porque si no te gusta una situación o te callás o te involucrás y elegimos esta última. Hicimos una propuesta, salimos a buscar firmas y en el camino encontramos a otros que estaban en una situación similar.

    ¿Cuáles son tus objetivos como nueva presidenta?

    Lograr un Colegio más abierto, que escuche más a los profesionales y busque soluciones a los planteos. También que cuente con un tribunal de ética que funcione ya que no existía y la verdad es que había cuestionamientos o solicitudes que, al menos, era importante discutir. Hace tres meses que llegamos y todavía estamos en proceso de ver lo que hay. Eso sí, hoy cualquier arquitecto que va al Camza es escuchado.

    Sos la primera mujer en este puesto, ¿qué implica para vos?

    La verdad es que llegué al cargo por capacidad de gestión. Quienes me propusieron sabían que soy de las que va para adelante, las que le buscan la vuelta a todo. No me gusta dejar a la gente sin respuesta y, aunque sea un no, hay que darlo igual. Nunca me niego a evaluar lo que me preguntan y siempre trato de buscar una salida, una solución a partir de la premisa de que las distintas partes pueden tener algo de razón. Nuestro objetivo es atender a los profesionales y poder brindar una respuesta a los diversos planteos.

    Por eso nuestra lista se llamó Concretar. No veo ninguna diferencia en el hecho de ser mujer o no. Eso sí, en general me ha tocado trabajar en equipos donde somos minoría, pero tal vez por propia elección ya que cuando las mujeres decidimos ocupar los cargos no hay ninguna objeción.

    ¿Qué es lo que más les preocupa a los arquitectos hoy?

    Las tramitaciones municipales son un dolor de cabeza. El hecho de cada comuna se maneje con distintas reglas, algunas poco claras, no solo implica contar con un instructivo diferente para cada uno sino también demoras de hasta ocho meses para la aprobación de un plano. Tenemos muchas quejas por maltrato a profesionales en los ámbitos municipales.

    El otro tema es el de los honorarios.  Como no están regulados no es fácil trabajar de manera corporativa, por lo que buscamos establecer un monto referencial o mínimo para que no haya ni competencias desleales ni equiparación con otras profesiones que son distintas a la nuestra. Es un punto ríspido porque no se puede cobrar lo mismo que un maestro mayor de obra, por ejemplo, ya que el trabajo es distinto.

    ¿Es una dificultad para cobrar o una diferencia entre lo que cobra cada uno?

    Tal vez un poco de ambas. Tiene que ver con la valorización de lo que se hace y que viene desde la educación. Ya hemos comenzado a establecer vínculos con las tres facultades de arquitectura para poder comenzar a cambiar esa mentalidad desde temprano, así como para poder tener una ida y vuelta más cotidiana que aporte a toda la profesión, nos comenta Leticia.

    ¿Qué es la arquitectura para vos?

    Me ha dado una forma de ver la vida. Para mí la vida, la ciudad, todo lo que uno ve es distinto desde la mirada del arquitecto. Me ha servido para construirme como profesional y como persona porque todo lo que está relacionado con la sociedad está tocado por la arquitectura. Desde la economía y la seguridad hasta las empresas y el urbanismo; por mencionar algunas.

    ¿Cuál es tu opinión sobre el ordenamiento territorial que existe en Mendoza?

    En Mendoza existe una ley de Ordenamiento Territorial y también están los planes municipales específicos (PMOT). Algunos municipios lo tienen armado y existen programas y revisiones generales, pero otros no lo tienen por falta de presupuesto o de profesionales específicos. Hay que pensar que se precisa un equipo multidisciplinario para llevar adelante los PMOT, que son coordinados por un arquitecto que es el que tiene la visión del urbanismo.

    El uso del agua es un buen ejemplo del ordenamiento territorial y Mendoza es un ejemplo a nivel mundial.

    Tal vez sería bueno que el Colegio funcione como un organismo de consulta, con una mirada más totalizadora y que pueda asesorar o acompañar a las comunas en la realización de un plan estratégico urbano: darle una imagen homogénea a las plazas, al trazado de calles y que uno se dé cuenta de que pasa de un departamento a otro. Hasta, te diría, lo relacionado con cordón, cuneta y banquina.

    El uso del agua es un buen ejemplo del ordenamiento territorial y Mendoza es un ejemplo a nivel mundial. Se trata de un recurso que no aparece a simple vista relacionado con este tema pero es clave en la toma de decisiones de planificación del crecimiento urbano y del arbolado público. Concluye Leticia.

    ¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista Mundo CH? Hacé clic aquí.

    Las más leidas

    Leticia Martínez: “La arquitectura me ha dado una forma de ver la vida”

    Compartir esta nota:

    Últimas noticias

    ¡Te va a encantar!, solomillo de cerdo asado con salsas orientales

    Te presentamos esta receta que fusiona sabores orientales. Preparate para sorprender a todos y disfrutar este solomillo de...

    Cercos maravillosos para tener tu “secret garden”

    Si hay algo que necesitamos al llegar a nuestro hogar, es que el corazón verde de la casa...

    Techos de cristal, para tu casa entre el cielo y la tierra

    Descubrí cómo este tipo de techos está rompiendo los límites convencionales en la arquitectura del hogar, inundando diferentes...

    Las cuatro terrazas más increíbles que has visto

    Espacios diáfanos, para disfrutar libremente de la naturaleza y descargar el estrés de la rutina diaria. Te presentamos...
    Advertisment ad adsense adlogger