¿Qué podemos hacer para tener un cabello sano y fuerte? Seguí estos tips ideales para cuidar tu pelo en la estación del sol y la piscina.

Cuidados en el lavado para tener el cabello brillante

Para tener un cabello brillante, el lavado es un paso fundamental. El primer punto es la temperatura del agua. Es importante que el lavado se haga con agua tibia; ni fría ni caliente. Esto se debe a que el agua fría no es capaz de disolver la grasa y, por otro lado, el agua caliente daña y debilita el cabello.

El clásico consejo de finalizar el lavado con agua fría es en efecto totalmente válido. El agua fría estimula la circulación y cierra la cutícula, esto hace que el cabello quede más brillante.

En cuanto al shampoo, existe la creencia de que es bueno cambiarlo cada tanto para que el cabello no genere acostumbramiento. De igual forma, si descubrimos un shampoo que nos sienta bien, lo mejor es seguir usándolo.

Otro punto importante es no frotar el cabello con demasiada fuerza al momento de lavarlo. Esto podría estimular las glándulas sebáceas y generar más grasa en el casco.

Al enjuagar el cabello, es recomendable poner la cabeza hacia atrás y pasar los dedos como si se lo estuviera peinando para retirar los restos de shampoo. Este simple gesto le dará textura y mayor brillo a nuestro pelo.

Para tener un cabello brillante y abundante es importante prestar atención a los tratos que se le dan durante el lavado.

Cómo cepillarse el cabello

El cepillado es un gesto fundamental en la rutina diaria. Debe realizarse por lo menos dos veces al día, por la mañana y por la noche. Se recomienda cepillarlo además siempre antes de lavarlo. Esto evitará que el cabello se enrede demasiado cuando esté mojado, lo que haría más difícil la penetración del shampoo.

Los expertos recomiendan además cepillar el cabello entre 10 y 20 veces por las noches antes de acostarse. De ser posible, se lo debe hacer con un cepillo de cerdas naturales.

El cepillado exfolia el cuero cabelludo y ayuda a eliminar todos los restos de productos. Además, favorece la circulación sanguínea y deja el cabello mucho más brillante.

Tratamientos caseros para un cabello brillante

En el mercado existen muchos productos especiales para el cuidado del cabello. También se puede optar por acudir a una peluquería y aplicarse el tratamiento adecuado para tener un cabello más brillante. Para buscar una solución más económica, también existe una solución casera muy efectiva. Se trata de los tratamientos con productos naturales.

Aloe para tener el cabello brillanteLos tratamientos naturales a base de aloe vera o aceite de oliva ayudan a rehidratar las hebras capilares para recuperar su brillo natural.

Aloe vera

Este tratamiento natural proporciona increíbles propiedades que son capaces de favorecer el crecimiento del cabello, hidratarlo y dejarlo brillante.

Para elaborarlo, se debe mezclar dos cucharadas de gel de aloe vera (que se puede extraer directamente de la hoja) con dos cucharadas de agua y colocar la mezcla en una botella con aspersor. Esta preparación se aplicará sobre el cabello mojado después del lavado.

Aceite de oliva

La mascarilla de aceite de oliva también es muy efectiva a la hora de dejar el cabello brillante. Por su alto contenido de nutrientes, ácidos grasos, antioxidantes y vitamina E, el aceite de oliva contribuye a reparar el daño capilar, a hidratar el cabello y dejarlo brillante.

Para preparar esta mascarilla se deben calentar dos o tres cucharadas de aceite de oliva hasta que esté tibio. A continuación, se aplica sobre el cuero cabelludo la mezcla obtenida, realizando masajes y se deja actuar durante 15 minutos.

Mientras el aceite actúa sobre el cabello, se recomienda cubrir la cabeza con una toalla caliente para potenciar su efecto. Después se lava el cabello normalmente. Se puede aplicar esta mascarilla una o dos veces por semana.

¡Aplicá estos tres pasos y lucí un cabello sano y resplandeciente!

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre