La primera Denominación de Origen de Latinoamérica transformó el camino del Malbec, hace 3 décadas. Hoy, la renovación del consejo suma nuevos aires al terroir que cuenta con un importante valor patrimonial y sigue cosechando éxitos en todo el mundo.

Por CH Vinos

Enfocadas en preservar, promover y difundir las características del terroir a través de sus Malbec, las bodegas agrupadas bajo la Denominación de Origen Controlada (DOCLuján de Cuyo impulsan el posicionamiento de la emblemática cepa en el mundo.

Por esto, la organización realizó, por estos días, en la centenaria casona de Sagrada Cocina, una degustación para 150 invitados entre autoridades locales, sommeliers, periodistas del sector y los principales referentes de la industria. 

Directores del Consejo DOC Luján de Cuyo: David Bonomi (Norton), Roberto de la Mota (Mendel), Sebastián Barboza (Lagarde), Pablo Cúneo (Luigi Bosca), Roberto González (Nieto Senetiner), Walter Bressia (Bressia).

En el marco de los festejos del 30° aniversario y las actividades de refundación del consejo, el acontecimiento fue presentado por el enólogo Roberto de la Mota, presidente del mismo. Del encuentro participaron también los enólogos de las bodegas que integran la DOC: Juan Roby (Lagarde), Pablo Cúneo (Luigi Bosca), Santiago Mayorga (Nieto Senetiner), David Bonomi (Norton), Walter Bressia (Bressia), Roberto de la Mota (Mendel), Germán Di Césare (Trivento) y Fernando Colucci (Vistalba). 

“La creación de la DOC es uno de los acontecimientos más importantes de nuestra vitivinicultura. No sólo por ser la primera DOC de América, sino porque fue el primer reconocimiento del valor del terroir. Hoy tomamos el legado de sus fundadores y continuamos con la noble labor de velar por la calidad de los vinos de Luján y sumar prestigio a este terruño excepcional, que forma parte de un patrimonio vitícola que debemos preservar”, comentó de la Mota. 

La Denominación de Origen Controlada (DOC) Luján de Cuyo fue la primera de Argentina y de Sudamérica, avalada por la Organización Internacional de la Vid y el Vino (OIV). Para formar parte de una DOC, los vinos de las bodegas integrantes deben tener un alto estándar de calidad con características sobresalientes y regirse por un reglamento vinculado a tres ejes: viñedo, elaboración y calidad.  

A principios de 2020, las cinco bodegas fundantes impulsaron la renovación del estatuto, jerarquizaron el reglamento y generaron acciones que pongan en valor y protejan los viejos viñedos de la zona, entendiendo que representan un patrimonio único e invaluable. Por otra parte, desde el Directorio -integrado por viticultores y vinicultores de la región-, extendieron la invitación a que nuevas bodegas se sumen al proyecto y fomenten el interés sobre el terroir en el consumidor. 

“Continuamos trabajando en los aspectos comunicacionales. Recientemente estrenamos  nueva imagen institucional y, en breve, lanzaremos el website con infografías, mapas, datos de relevancia y reglamentación. Uno de nuestros principales focos de trabajo es llevar al consumidor argentino e internacional información de interés, garantizando el origen, la calidad y difusión del Malbec de Luján de Cuyo”, destacó Sebastián Barboza, Gerente General de Bodega Lagarde y miembro del directorio de la DOC. 

En la actualidad, estos prestigiosos Malbec tienen una presencia consolidada en más de 40 países, donde el mercado doméstico, junto a Brasil y Estados Unidos, son los principales destinos de ventas de los vinos DOC. 

Enólogos de las bodegas integrantes de la iniciativa: Renzo Ledda (Mendel), Pablo Cúneo (Luigi Bosca), Juan Roby (Lagarde), Vicente Garzia (Luigi Bosca), Gerardo Cortina (miembro fundador de la DOC), Santiago Mayorga (Nieto Senetiner), Walter Bressia (Bressia), Roberto González (Nieto Senetiner), Sebastián Barboza (Lagarde), David Bonomi (Norton), Roberto de la Mota (Mendel), Germán Di Césare (Trivento).

Mirada de expertos 

Para Walter Bressia, enólogo de Bodega Bressia: “la Denominación de Origen Controlada nace con el objetivo de darle un lugar de privilegio en la vitivinicultura mundial al Malbec, que se producía de manera natural en estas tierras. Buscamos darle un perfil distintivo al varietal, que actualmente está cosechando elogios en todo el mundo”. 

Al respecto, David Bonomi, enólogo de Bodega Norton, agregó: “la DOC no sólo nos permite preservar el patrimonio histórico inigualable con el que contamos en esta región, cuyos suelos potencian tanto al Malbec; sino también a seguir construyendo y difundiendo la gran riqueza de nuestra cepa insignia dentro del país y a nivel internacional.” 

Pablo Cúneo, enólogo de Bodega Luigi Bosca, aportó su mirada: “la DOC es parte de nuestro ADN y un hito a destacar. Como una bodega instalada en la región desde hace más de 120 años, tener una Denominación de Origen Controlada es muy importante por dos razones: porque representa un valor muy arraigado que posiciona en un lugar relevante al terroir pero también a Mendoza y a toda la Argentina. En segundo lugar, por el protagonismo que tuvo la familia Arizu, a través de la figura de Alberto Arizu, quien fue presidente del Consejo por casi 30 años.”  

Para Roberto González de Bodega Nieto Senetiner este hito no solo da reconocimiento al terruño sino que, como la primera bodega de la región en tener una cosecha certificada (1991), es un gran logro. “Estamos orgullosos de formar parte de la historia de la DOC y, al mismo tiempo, lo sentimos como un desafío a impulsar a otras bodegas a este vínculo íntimo entre una producción y un terruño.” 

Marcos Jofré, CEO de Bodega Trivento, coincidió con la importancia de esta iniciativa. “Somos unas de las bodegas más recientemente incorporadas a la DOC. Luján de Cuyo ha ocupado un lugar importante para nosotros, primero a través del cultivo de nuestros viñedos y luego con la nueva bodega adquirida en Drummond. Estamos convencidos de que este terruño y el Malbec son inseparables”. 

Roberto de la Mota, enólogo de Bodega Mendel y actual presidente del Consejo de la DOC.

Una celebración a través de los sentidos 

El encuentro contó con un circuito, donde los invitados pudieron degustar junto a cada enólogo, la añada actual, las futuras por salir al mercado y algunas joyas históricas de cosechas antiguas DOC. 

Los vinos degustados fueron: Lagarde Guarda Malbec DOC 2019, Lagarde Primeras Viñas Malbec – Edición Drummond 2021, Lagarde Malbec DOC 2007 Magnum, Luigi Bosca De Sangre Malbec DOC 2020, Luigi Bosca Malbec DOC 2016, Nieto Senetiner Patrimonial Malbec DOC 2020, Nieto Senetiner Patrimonial Malbec DOC 2021, Norton Malbec DOC 2021, Norton Malbec DOC Magnum 2001, Bressia Malbec DOC Agrelo 2020, Mendel Finca Los Andes Malbec DOC 2020, Mendel Malbec 2009, Trivento Malbec 2022 Ciudad, Vistalba Gran Malbec 2020 y Vistalba Gran Malbec 2021. 

Un terruño prolífico 

Malbec es el varietal icónico de la Argentina, un vino que transmite cultura, un símbolo propio y sinónimo de nuestro país. Su consumo crece, y millones de personas lo eligen cada día para brindar.

Según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura, la cepa representó el 47,6% de las exportaciones de vino argentino en 2021 (USD +531M). El 85% de la producción corresponde a Mendoza, y es Luján de Cuyo el departamento que más Malbec tiene, ya que contabiliza el 23% del total.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre