El living y sala de estar son ambientes muy concurridos en tu casa. Conocé cómo decorar estos espacios con mantas y lográ un estilo único.

Seguramente este ambiente es uno de tus lugares favoritos. Es el espacio ideal para compartir con familia, amigos, un ambiente de entretenimiento donde ver películas o series, aprovechar su tranquilidad para leer un libro o descansar. En fin, pasar tiempo de calidad allí. Por eso, tener una linda decoración en esta zona, privada y social a la vez, es esencial.

Sillones, mesas pequeñas y alfombras son elementos que no faltan en ningún living, pero te presentamos otro accesorio que le dará vida y color, además de brindar una atmósfera acogedora y cálida: mantas.

Una manta será tu elemento decorativo aliado en cuestión de ideas de interiorismo rápidas, básicas y sencillas. Pero no hay que dejarse engañar, hasta lo más simple, tiene sus truquitos. Por eso te presentamos algunos tips para que no descuides el estilo y look de tu sala de estar.

DÓNDE COLOCARLAS

Podemos dejar que la manta caiga sobre el respaldo del sillón, doblada a la mitad o en cuatro partes. Podés acomodarla sobre el asiento y sostenerla al posicionarla debajo de un almohadón, así evitaremos que se caiga.

Este accesorio que le dará vida y color, además de brindar una atmósfera acogedora y cálida.

Otra opción es poner la manta en el brazo del sillón para que esté a la mano en cuanto la necesites, o simplemente dejarla caer en la esquina del respaldo para dar un aire casual e interesante.

CÓMO ALMACENARLAS

Una vez que incorporaste una manta en tu living, nunca será suficiente sólo una. Reuniones nocturnas en esta época del año ameritan tener a mano una mantita, perfecta combinación con una noche de series o charlas.

Entonces, no es muy buena idea poner todas las mantas encima de tus sillones, por lo que te recomendamos almacenarlas en canastos o cajas que puedas ponerlas en tu sala de manera ordenada y estéticamente adecuada.

TELAS Y TEMPORADAS

Las mantas son atemporales, en eso estamos de acuerdo, pero existen muchas variedades en cuanto a sus materiales. Si estamos en estaciones más frías, mantas de lana o tejidas son espectaculares y funcionales. Cuando nos acercamos a la primavera o el verano, unas de algodón ligero o lino suave vienen perfecto.

COLORES

Todo lo que esté dentro de tu sala de estar debe tener armonía en su estilo. Sillones, alfombras, almohadones y mantas deben ser elegidas teniendo en cuenta colores y texturas. Si los muebles de tu living son de colores neutros, como blanco, beige, gris o negro, podemos agregar un toque de color con las mantas haciendo que sean un elemento destacado en el juego decorativo.

¡Animate a incluir las mantas en la decoración de tu sala de estar!

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre