Agua, fuego, tierra y aire. Cuatro elementos conjugados con experiencias gastronómicas que te harán vivir un momento inolvidable.

AGUA: LABASSIN WATERFALL RESTAURANT

Este hermoso lugar nos traslada a la naturaleza. No es una terraza decorada con plantas y flores que simulan estar en medio de un bosque, Labassin Waterfall Restaurant está inmerso en plena naturaleza, ya que está situado literalmente ¡en una cascada!

En este espacio, podrás degustar los manjares de la comida local mientras disfrutás del ambiente: Labassin Waterfal es el único restó del mundo situado en mitad de una cascada. Se encuentra en Filipinas, dentro del resort Villa Escudero, en medio de una plantación de cocos.

Con sillas y mesas hechas de bambú, un buffet tradicional filipino estilo kamayan y la posibilidad de refrescar nuestros pies en el agua, Labassin Waterfal ofrece una experiencia única. Para quienes desean pasar un momento conectados con la naturaleza, es una gran opción en Filipinas.

FUEGO Y TIERRA: RESTAURANTE EL DIABLO

Existe un lugar donde fuego y tierra se conjugan: los volcanes. En las Montañas del Fuego de Lanzarote, España; allí donde la tierra bulle a más de 600 grados de temperatura debido a sus erupciones volcánicas, se levanta sobre el Islote de Hilario el peculiar restaurante El Diablo, ideado por César Manrique.

Este restó se encuentra dentro del Parque Nacional de Timanfaya, que se ha convertido en uno de los puntos más atractivos del Centro de Arte, Turismo y Cultura de Lanzarote.  En El Diablo se cocinan carnes y verduras de una manera tan natural como pintoresca: sobre la parrilla de un horno que se sirve del calor volcánico proveniente de las profundidades.

Con vistas a los 25 cráteres dormidos del mar de lava en el que se ubica, también es una clase magistral sobre de cómo controlar el impacto del turismo de masas; al ser un sistema por el cual se restringe el acceso al Parque Nacional de Timanfaya, pero sin impedir que el visitante participe de las maravillas de uno de los parajes volcánicos más impresionantes del mundo.

AIRE: DINNER IN THE SKY

Nada como respirar aire fresco comiendo en un balcón, disfrutar de la brisa y la vista del lugar. Dinner in the Sky conduce este concepto a otro nivel, llevando la experiencia culinaria -literalmente- hasta las nubes.  A 45 metros del suelo, sobre una estructura súper segura, ofrece a 22 comensales la oportunidad de desayunar, almorzar o cenar en una plataforma giratoria suspendida en el aire por una grúa.

Esta idea nació en Bélgica y luego se trasladó a varias partes del mundo. Personas en Australia, Japón, India, Dubái, Sudáfrica, Brasil, Estados Unidos, México, Canadá y China tuvieron la oportunidad de vivir esta experiencia.

Y para vos cuál es tu elemento favorito…

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre