Humana.omm aporta un plus de calidez y autenticidad a una práctica desarrollada por el humano durante años, pero que ahora quiere volver a lo esencial.

Muchas veces nos hemos sentido atraídos por las culturas ancestrales, sus costumbres, sus tradiciones e historias. Sin duda, dejaron mucho para ser descubierto. Entonces, ¿por qué no animarse y conocer más sobre sus enseñanzas? Una de ellas tiene que ver con el trabajo hecho con las manos. Tecnologías más, tecnologías menos, en la actualidad podemos desarrollar los mismos productos que nuestros antepasados hacían y atesoraban. Humana. omm es un proyecto mendocino que se dedica a crear piezas en cerámica, hechas completamente a mano. Conocé este emprendimiento, uno de los ganadores del Sorteo Emprendedores organizado por Mundo ClubHouse.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Humana (@humana.omm)

Lejos de la producción industrial podemos encontrar propuestas increíbles, creativas y, sobre todo, mendocinas. La textura y el tono de la cerámica, es la marca personal de Humana.omm. Una propuesta que nos devuelve a lo esencial.  Gimena Mattolini es la creadora de este emprendimiento que, por casualidad, tomó forma durante 2020.

Decimos casualidad porque, como arte de magia, el conocimiento adquirido en un curso de cerámica desarrollado por Ana Paloma, le permitió a Gimena emprender durante los momentos claves del confinamiento. “Comencé a sumergirme en un mundo completamente nuevo, y que me llamaba mucho la atención”, detalla una de las ganadoras del sorteo. “Gracias a Ana aprendí un montón de técnicas, de maneras de jugar con la imaginación y dejarse llevar por la inspiración”.

El lado positivo del confinamiento

Las medidas sanitarias por todos conocidas nos llevó  a estar más en casa y, “durante esos días me puse a crear. Me ayudó mucho a bajar la ansiedad de todo lo que estábamos viviendo a nivel mundial debido a la pandemia”, aporta Gimena.

La idea

El proyecto de humana surgió espontáneamente. Una charla entre Gimena y una amiga, ambas ansiosas por emprender, las llevó a tomar el timón de sus ideas: “yo aportando mis conocimientos de cerámica, y ella sobre velas orgánicas”. Si bien la idea conjunta aún está en proceso, la joven emprendedora decidió avanzar en su propuesta.

“Comencé a subir a mis redes el proceso y el resultado de las tazas, y obtuve muy buenas respuestas. En base a eso,  surgió la necesidad de transmitir sensaciones de disfrute a través del arte”.

El nombre ¨humana¨ surge en la analogía de que cada pieza es tan única, como cada persona.

Humana ofrece tazas, bowls y mates con diseños únicos y exclusivos seleccionados por el cliente.

A través de Humana encontré una manera de expresarme con el arte, a la vez me emociona mucho ver a las personas comparten en las redes sus momentos con mis productos.

Humana trasmite un momento de disfrute, de desconexión con la rutina y de conexión con el momento presente a través del arte.” Es por eso que cuando produzco cada pieza es única y pensada para cada persona”.

Instragram @humana.omm.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre