El enólogo de Corazón del Sol, Cristian Moor.

Pensando en los consumidores, Bodega Corazón del Sol propone para las próximas celebraciones dos vinos que son “joyas” de su portfolio: Semillón 2019 y Padma Grenache Rosé 2020.

Por Florencia Da Souza  

“Cada vino de Corazón del Sol es diseñado, pensado y elaborado para un objetivo claro: el de ofrecer, con nuestro estilo, un vino para cada tipo de consumidor”, comenta el enólogo de la bodega, Cristian Moor.

Así, la casa ubicada en The Vines of Mendoza, en Tunuyán, resume su filosofía y objetivo de trabajo. Para estas fiestas, la bodega saca a relucir dos joyas: su Semillón 2019 y su Padma Grenache Rosé 2020, dos cosechas disponibles en el mercado y recomendables para estas fiestas en las que, de este lado del hemisferio sur, las temperaturas cálidas invitan a disfrutar vinos frescos.

El blanco y el rosado de Corazón del Sol, en detalle.

Corazón del Sol Semillón 2019

Con uvas provenientes de El Zampal y El Peral, zonas bajas de Tupungato, este semillón de la bodega que el reconocido cardiólogo indio Madaiah Revana tiene en Valle de Uco, se impone como un must a la hora de elegir un vino para degustar.

Notas de cata: muy aromático pero con cuerpo medio. Se respeta y se aprecia en nariz y boca la fruta y la frescura. Es un vino de gran volumen.

Maridaje: platos livianos a base de pescados o mariscos. Compaña muy bien al sushi, pastas y carnes blancas y queso azul.

Precio sugerido: $ 900

Padma Grenache Rosé 2020

Es un vino rosado que se destaca, primeramente, por su elegante presentación; luego, el producto es el protagonista. Es elaborado 100% con uva Grenache de viñedos propios de Los Chacayes, Tunuyán.

Notas de cata: de color salmón con matices rosados, en nariz presenta aromas a pomelo rosado y cítricos con notas florales. Con gran volumen en boca, tiene texturas elegantes y un buen balance entre alcohol y acidez.

Maridaje: es un vino para acompañar entradas, tablas de quesos, postres y, sin dudas, para disfrutarlo solo, como aperitivo.

Precio sugerido: $ 1.800

Tip para tener en cuenta: temperatura correcta de servicio

vinos blancos: entre 8 y 12°C. Los vinos jóvenes siempre tienen que estar más frescos y un poco menos los de guarda. La heladera es el mejor lugar para conservar los vinos blancos Pero conviene retirar la botella un rato antes de consumirlos.

vinos rosados: como los blancos, los vinos rosados conviene servirlos cerca de los 10°C, y conservar en la heladera.

Más información sobre la bodega: corazondelsol.com

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre