More

    Tres plantas floribundas que tenés que conocer

    Compartir esta nota:

    Estas plantas se adaptan al clima mendocino en las altas temperaturas de verano. ¡Descubrilas!

    Por Prof. Claudio Doratto. www.claudiodoratto.com

    La verdad que será difícil ser fiel al título y escribir solo de tres, ya que hay muchas que me gustan para esta época. Pero muchas de “adeveras” (como decía El Chavo del 8).

    Las tengo junto con otras en ese espacio que llamo jardín/laboratorio de casa. Ya no puedo sumar más allí y sufro porque me he enamorado de tantas que he empleado en los de mis clientes tendría que escribir más de 20.

    En un momento llegué a tener más de 120 tipos diferentes de plantas en mis 50 metros cuadrados. Bien, pero en esta oportunidad me concentraré en tres que se destacan por su abundante floración, que es lo que se conoce como floribundas. Empecemos…

    Hemerocallis spp (Flor de un día o lirio de un día):

    Empezamos con una bulbosa de la que encontramos en el mercado una inmensa variedad de vistosas flores de variados colores simples o combinados, flores simples o dobles y tamaños de plantas que van desde los 30 centímetros a 1,20 metros.

    Si los inviernos son suaves el follaje se comporta como persistente perdiendo unas pocas hojas solamente en el invierno.

    En climas mediterráneos puede que solamente conserve verde unas pocas en este período.

    Florecen en dos períodos del año: desde mediados de primavera a inicios del verano y desde finales de verano a mediados de otoño, pudiendo variar en función del clima del lugar en donde se cultiva.

    Gaura lindheimeri (Gaura):

    Son plantas herbáceas rizomatosas perennes de entre 50 centímetros y 1 metro de altura con muchos tallos que brotan de la base de la planta. 

    Las hojas son largas, lanceoladas y de tacto áspero. Las flores son de color blanco o rosa y otorgan al jardín un aspecto silvestre. 

    Florecen por mucho tiempo, de primavera a otoño.

    La exposición puede ser de pleno sol o de semisombra.

    Necesitan unas temperaturas cálidas y no resisten las heladas, aunque vuelven a brotar si la misma no ha sido tan severa.

    Necesitan que el suelo esté bien drenado y son tolerantes a la falta de agua.

    Bulbine caulescens (Bulbine):

    El bulbine puede crecer y desarrollarse en todo tipo de suelos a pleno sol, aunque son más recomendables los suelos sueltos y con buen drenaje.

    Posee hojas cilíndricas, lineales y basales que recuerdan a la cebolla. Como son carnosas (crasas) les permiten resistir largos períodos de sequía.

    Tienen flores, amarillas o amarillas y anaranjadas, aparecen desde la primavera y hasta el invierno.

    Resisten bien el frío y las heladas suaves.

    No me quiero enredar pensando en las hermosuras que la naturaleza nos ofrece porque tendría que hablar de tantas que sería como escribir un libro. 

     

    Las más leidas

    Más artículos de esta temática

    Cuatro tips para quemar calorías sin esfuerzo

    Si bien hay varias maneras de mantener un buen estado físico, hay algunos hábitos que podés incorporar para...

    Recorré una vivienda cubierta por árboles y plantas

    En la isla Sri Lanka ubicada en medio del Océano índico, se encuentra esta increíble casa inmersa en...

    Cómo crear rincones amplios y luminosos

    Las ventanas son ideales para abrir las salas y darle un toque luminoso y especial a tus interiores....

    Descubrí cuál es la fuente ideal para tu jardín

    El sonido del agua es el complemento perfecto para un paisaje colmado de plantas a la luz del...