Estas increíbles viviendas sorprenden con sus originales diseños al mundo de la arquitectura. ¡Conocelas!

Con el avance de la tecnología, cada día se concretan miles de construcciones a lo largo del mundo. Muchas de ellas se destacan por su ubicación, la calidad de sus materiales o su gran imponencia. También influye en gran medida quiénes fueron las personas detrás de tales proyectos. 

Hoy te presentamos cuatro casas de la arquitectura moderna que son consideradas las más sorprendentes en la actualidad. 

La Casa de la Cascada

Esta casa es una de las más célebres del siglo XX. La diseñó el arquitecto e ingeniero Frank Lloyd y fue construida entre 1936 y 1939 en Pensilvania, Estados Unidos.

Su principal característica, tal como lo indica su nombre, es que está construida sobre la cascada del río Bear, por lo que se encuentra completamente inmersa en la naturaleza y rodeada de bosques. 

En la actualidad funciona como museo y es considerada un monumento de valor nacional. 

Villa Savoye

Esta increíble casa pertenece, nada más ni nada menos, que al gran Le Corbusier, arquitecto y teórico de la arquitectura moderna; urbanista, pintor y escultor. 

Se trata de un proyecto vanguardista con edificación de líneas simples. Fue construida en 1929 en Poissy, Villa Savoye, en las afueras de París. 

Casa Malaparte

Esta increíble casa está situada en un lugar sin precedentes. En 1938 fue construida a 32 metros sobre un acantilado en el Golfo de Salerno, en la isla de Capri. El proyecto perteneció al arquitecto racionalista Adalberto Libera. 

La casa fue un encargo del célebre escritor italiano, Cruzio Malaparte. Para el artista, la vivienda debía reflejar su carácter solitario y contemplativo.

“Ahora vivo en una isla, en una casa austera y melancólica, que he construido yo mismo en un acantilado solitario sobre el mar. La imagen de mi anhelo”. 

La casa se encuentra completamente aislada de la civilización y se puede ingresar tanto a pie como en barco. 

Casa Das Canoas

Esta casa es realmente paradisíaca y se encuentra en São Conrado, Brasil. Fue diseñada por el arquitecto brasileño en Óscar Niemeyer en 1951. 

En la construcción no se observan ángulos rectos, ya que el arquitecto optó por las líneas curvas que se adaptan perfectamente al desnivel del terreno, el cual Niemeyer aprovechó para crear una plataforma que sobresale del límite de la construcción.

En la construcción se integra una gran roca que atraviesa los ventanales. El arquitecto la pensó como un recordatorio de la fuerza arquitectónica de la propia naturaleza, sin necesidad de transformarla.

  

¡recorré nuestra revista y Seguí descubriendo las increíbles obras de la arquitectura moderna!

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre