Un jardín bien mantenido y estético supone un gran cuidado. Como no siempre hay tiempo para reparar en cada detalle, lo ideal es optar por el paisajismo que mejor se adapta a la zona en que vivís. 

Cuando se trata de sembrar jardines es muy importante contemplar en nuestra provincia el clima árido que la caracteriza. 

Si bien todas las plantas necesitan su ración de agua, hay algunas que tienen frecuencias de riego mucho más distanciadas y crecen muy a gusto bajo el sol. 

¿Cuáles son las mejores opciones?

Las plantas de follajes grises tienen hojas tolerantes a la sequía porque están protegidas contra la deshidratación por una capa de minúsculos pelos. De ahí viene su color particular, entre las que destacan las lavandas de follaje gris-plateado, las variedades de romero, el tomillo, las zarzas y las jaras.

Las suculentas y los cactus son las predilectas para las terrazas con gran exposición al sol, o jardines con poca sombra. Resisten las altas temperaturas y además, se nutren del sol como fuente de su crecimiento. Son nobles al paso del tiempo y como acumulan agua en su interior, deben regarse como mucho, una vez cada siete u ocho días.

Otras plantas que además de ser resistentes al calor, son muy solicitadas y modernas, son las pennisetum rubra (también conocida como: cola de zorro, cola de plumas o coirón)

Tips para cuidar de tus plantas en climas áridos

  • Regar a primera o última hora del día para evitar las horas de máximo calor y prevenir la rápida evaporación del agua. También es importante que estos riegos sean abundantes y se realicen poco a poco para que el caudal no encharque las raíces de todas las plantas y macetas que tenemos en nuestro jardín.
  • Otra opción válida es la de pulverizar agua sobre las plantas que soportan el sol y el calor directo para refrescar continuamente sus hojas. Además, esta acción nos ayudará a detectar si el crecimiento de la planta es el correcto o no.
  • En cuanto a las plantas en macetas, es necesario proveerles más agua que las ubicadas en el suelo del jardín. Estas últimas pueden retener la humedad y nutrientes del sustrato del jardín, pero las macetas dependen de la poca tierra en la que se las ha trasplantado.

Por último, los jardines en climas secos combinan a la perfección con decoraciones de piedras grises, blancas o de colores. Estas contribuyen al estilo de campestre y aportan elementos y colores que destacan entre la vegetación.

¡APROVECHÁ LAS CONDICINES CLIMÁTICAS PARA CREAR TU JARDÍN ECOLÓGICO Y ESTÉTICO!

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre