Es común pensar que nuestros fieles amigos pueden comer lo mismo que nosotros, por lo que caemos en el error de mimarlos con ese “bocadito” que tanto quiere.

Pero… ¿por qué no es bueno para su salud darle nuestra comida cuando la piden? La mayoría de las veces, estos alimentos pueden ser perjudiciales para su organismo. A continuación, te compartimos algunos ejemplos de alimentos que son potencialmente tóxicos para ellos.

CHOCOLATE

Algo que nadie sabe, es que solo 25 grs. son suficientes para matar un perro de 20 kg. El chocolate contiene teobromina, una sustancia muy tóxica para ellos que se acumula en su organismo y produce una insuficiencia renal y toxicidad hepática. Algunos síntomas que podés ver en tu mascota (según la cantidad de cacao que contenga el chocolate) son hiperactividad, vómitos , diarrea, convulsiones y hemorragias internas.

CEBOLLA Y AJO

Ese guisito que nos sobró del fin de semana puede ser muy nocivo para tu mascota. Este tipo de verduras contiene compuestos azufrados (que no se eliminan con la cocción) que destruyen sus glóbulos rojos en la sangre y, en consecuencia, causan graves anemias.

UVAS Y PASAS

Se desconoce cuál es la sustancia nociva que contienen, pero incluso la ingesta de pequeñas cantidades puede producir falla renal aguda.

PALTA

La cáscara, el carozo y las hojas de esta fruta contienen persina, que es tóxica y muy poco tolerada por el organismo de nuestros amigos, produciendo vómitos, diarrea y malestar.

GOLOSINAS

Si hay niños en casa, mucho cuidado con las golosinas. El intestino de los perros y gatos es más corto que el nuestro, entonces la cantidad de enzimas necesarias para digerir las altas cantidades de azúcar no son suficientes. Estos alimentos se acumulan en su organismo y les produce hiperactividad, diabetes y obesidad. Además, suelen cansarse de masticar quedando restos en sus dientes por semanas y que generan dolor, molestia y caries.

LECHE Y CREMA

¿Sabías que somos la única especie que consume leche de otra especie? Esto nos da la pauta para pensar que nuestras mascotas no tolerarían bien algunos de los lácteos que consumimos. Además, a medida que se hacen adultos, las enzimas del intestino que se necesitan para aprovechar la lactosa se van perdiendo, generando síntomas de intolerancia como distensión abdominal, gases, vómitos y diarrea.

TOMATE

Cuando no está bien maduro, posee un glicoalcaloide que, en grandes cantidades, produce síntomas de envenenamiento en nuestras mascotas. Hay que evitar también la cáscara y las semillas.

SALSAS Y FRITURAS

Si bien no son tóxicos, hay que tener en cuenta que son nocivos para ellos ya que les generan graves cuadros de vómitos y diarrea.

Como ves, estos son algunos de los “premios” que debemos evitar darles. Para mimar a nuestros compañeros hay una amplia gama de golosinas y bocaditos especialmente diseñados para ellos que podés encontrar en las veterinarias.

En DOGTOR te esperamos para asesorarte y brindarte información sobre lo que es mejor para tu amiguito peludo.

¡Ellos estarán felices y nosotros tranquilos!

Suárez 54, Maipú, Mendoza / Teléfono 0261 4814317

Wpp walink.co/0a166c / IG dogtormaipu / FB veterinariadogtormza

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre