Una obra desarrollada por INestudio arquitectura, y ubicada en el distrito Colonia las Rosas, de Tunuyán.

Casa de campo Pichi es una obra desarrollada por los Arq. Daniel Gelardi y Arq. Agustina Gelardi, la misma es una de las ganadoras de la 9.ª edición de los Premios Edificar, en la categoría “Obra construida menores 500 m2”, en donde obtuvo el segundo premio compartido. Se encuentra inserta en una de las localidades más codiciadas del Valle de Uco, rodeada de naturaleza, buenos aromas y a los pies de la cordillera de los Andes.

Esta casa es el resultado de la tensión entre los materiales, las formas y las finalidades que se imponen sobre un prototipo arquitectónico. El tipo de casa de campo y su propia historicidad son el insumo del proyecto y motivo para la definición de la estructura organizativa. De manera tal, que la organización material y formal convergente con la lógica constructiva.

Por esta razón, el aspecto primordial de la casa es su organización espacial en relación con el entorno, al paisaje y el carácter estructurante de la materialización.  Cada cual en el ámbito de la congruencia técnica y su respectiva configuración. Es decir que, la convergencia de la organización espacial y material son los aspectos primordiales de la estructura organizativa y el motivo de la apreciación de la casa.

La convergencia de la organización espacial y material son los aspectos primordiales de la estructura organizativa y el motivo de la apreciación de la casa.

La forma constructiva está determinada por una grilla estructural de 14 m x 14 m modulada en 16 cuadrados de 2,60 x 2,60. La grilla organiza los ámbitos y las relaciones espaciales y visuales según los recorridos y las perspectivas. En efecto, el espacio exterior e interior atraviesan la casa en diferentes direcciones y orientaciones, conectando los recintos y girando en torno al fuego del hogar.

El espacio exterior e interior atraviesan la casa en diferentes direcciones y orientaciones, conectando los recintos y girando en torno al fuego del hogar.

Además, la sistematicidad constructiva modula la estructura de columnas de acero de 10 x 10 cm y la cubierta de correas metálicas. La cubierta tiene especial interés, ya que su figura planar se deforma debido a la variación de la posición paralela de los lados enfrentados. De manera tal que la figura geométrica resultante genera pendientes cruzadas sin alterar la continuidad del plano.

Finalmente, la materialidad constructiva se resume en cuatro elementos constitutivos, a saber: el basamento que es una losa platea y, además, de losa radiante para calefacción. Luego, la trama de columnas y la cubierta metálica multicapa con cielorraso de madera, que conforman el armazón. Seguido los cerramientos de tabiques de ladrillo visto al exterior y revocado interior, definen los cerramientos junto con la carpintería metálica.

Las amplias vidrieras aportan un componente importante respecto del aislamiento y la seguridad. La misma está conformada por paneles de doble vidrio hermético con malla metálica interior entrelazada realizados artesanalmente para el caso. El cuarto elemento es el hogar de fuego constituyente del carácter tipológico de casa de campo.

Como resultado de la racionalidad técnica y de su propia sintaxis constructiva, la casa de campo Pichi es el producto de la economía y la síntesis de una consciente cultura material que reconoce el carácter estructurante de la materialización que se aprecia en su visualización.

Ficha Técnica 

Obra: Casa de campo Pichi

Ubicación: Las Rosas Country Rural.  Colonia Las Rosas – Tunuyán – Mendoza

Superficie de terreno: 2.400 m²

Superficie cubierta: 196 m²

Año: 2019/2021

Proyecto: arq. Daniel Gelardi & arq. Agustina Gelardi  – INestudio arquitectura

Fotos: Luis Abba Estudio

PROVEEDOR DESTACADO

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

 

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre