Una opción vegetariana ideal para dar un toque otoñal a la mesa familiar. Sencilla de preparar y muy rica.

Un plato con la combinación perfecta para estos días que invitan a cobijarse en
el hogar, mientras las horas cambian de color y de forma. Ana María Luz es
una mendocina radicada en Europa, donde dedica su vida a preparar deliciosos
platos.
En esta edición, aprenderemos a hacer una receta vibrante que nos conecta
con sabores nuevos y texturas suaves.

Ingredientes

● 1 kg de calabaza moscada, pelada y cortada en trozos pequeños

● 3 cucharadas de aceite de oliva

● Un puñado de salvia

● 1½l de caldo de verduras

● 50 gramos de manta

● 1 cebolla, picada fina

● 300 g de arroz para risotto

● 1 vaso de vino blanco

● 50 g de parmesano

Paso a paso

1. Calentar el horno a 220C/200C. Mezclar la calabaza en 1 cucharada de
aceite junto con la salvia picada. Esparcir en una fuente para horno poco
profunda y asar durante 30 minutos hasta que se dore y esté suave.

2. Mientras se asa la calabaza, preparar el risotto. Llevar el caldo a
ebullición y mantener a fuego lento. En una sartén aparte, derretir la
mitad de la manteca a fuego medio.

3. Agregar las cebollas y cocinar a fuego lento durante 8-10 minutos hasta
que estén blandas. Añadir el arroz a las cebollas hasta que esté
completamente cubierto con la manteca, luego revolver hasta que el
arroz esté brillante y los bordes del grano comiencen a verse
transparentes.

4. Volcar el vino y cocinar a fuego lento hasta que se evapore por
completo.

5. Agregar el caldo, un cucharón a la vez, y revolver el arroz a fuego lento
durante 25-30 minutos, hasta que el arroz esté cocido al dente. El risotto
debe quedar cremoso y ligeramente caldoso.

6. Freír las hojas de salvia enteras en un poco de aceite de oliva hasta que estén crujientes y reservar sobre papel de cocina.

7. Cuando la calabaza esté cocida, triturar la mitad hasta obtener un puré áspero y dejar la mitad entera.

8. Cuando el risotto esté recién hecho, revolver el puré, luego agregar el queso y la  manteca restante y dejar reposar durante unos minutos.

9. Servir el risotto esparcido con los trozos enteros de calabaza y las hojas de salvia crujiente.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre