Los muros de hormigón son más capaces de filtrar el ruido exterior. Es un material de gran duración y poco mantenimiento

Por Arq. María Florencia Oña La Micela. Contactala aquí.
Muchos arquitectos han sido inspirados por la incorporación del hormigón a sus obras. 
Duradero, versátil, de bajo mantenimiento y moldeable. Si bien es aplicado a edificios de diversos usos, hoy tengo el propósito de recorrer algunas obras de viviendas donde este material ha sido protagonista.

Casa Van Wassenhove

Una obra de Juliaan Lampens fue finalizada en 1974. La casa fue concebida como morada para una persona. Notablemente diferente, con claras manifestaciones brutalistas, esta vivienda se ubica en un contexto tranquilo.
Presenta una fachada de hormigón visto y ventanales que se abren al jardín. Prevalece la privacidad y el espacio interior.
La arquitectura mantiene un sentido geológico y crea la sensación de seguridad y protección, haciendo que el mundo exterior se sienta remoto.

Casa Rudin en Leymen

Esta idea de Herzog & de Meuron, propone una tipología que se eleva sobre pilotes, diferenciándose de la arquitectura que se hunde en el terreno.
Está despegada de la tierra, permitiendo que el paisaje fluya sin producir discontinuidades. 
El volumen macizo parece estar suspendido sobre una colina de poca pendiente, mostrándose como un objeto abstracto.
Su silueta clara en contraste con el cielo se percibe como un pictograma. Su independencia del sustrato se materializa con una plataforma que extiende la base suspendida de la casa.
El volumen sólido es perforado con grandes aberturas que distorsionan la escala del volumen.
La imagen abstracta de la casa se materializa con una cubierta de color similar a los muros, reduciendo al mínimo su expresión.

Casa con arcos

Edition Office finalizó una casa con arcos de hormigón que envuelven el programa arquitectónico de la vivienda.
Esta estructura envolvente, a modo de caparazón, provee un cierto sentido de privacidad y otorga un juego de luces y sombras en el interior.
La envolvente de arcos de hormigón se convirtió en el sostén de la vivienda. Estos elementos son también el sistema de protección de la misma. Son capaces de proveer puntos de vista enmarcados, los cuales relacionan el interior con el paisaje exterior.
Los espacios de estar y comedor se ubican en la planta de acceso, los arcos aportan una conexión clara con el paisaje, dando una sensación única en la iluminación, mientras que cuidadosamente se oculta del contexto del barrio. Los espacios interiores se crean a modo de pabellones, los espacios de estar, comedor y cocina se conectan completamente con el patio. En contraposición, las áreas más privadas de descanso.
Las casas concretas ofrecen grandes ventajas, como la resistencia y la eficiencia energética. La masa térmica de los muros permite mantener la temperatura interior por más tiempo y requiere menos energía para calefacción y refrigeración.
Los muros de hormigón son más capaces de filtrar el ruido exterior. Es un material de gran duración y poco mantenimiento.
Históricamente, el hormigón armado ha sido uno de los materiales más utilizados y alterado según las necesidades. Lo muestran estos tres ejemplos de casas en distintos momentos de la historia: la casa Van Wassenhovede 1974, la casa Rudin de 1997 y la casa Hawthorn de 2018.
La materia ofrece atemporalidad, versatilidad y durabilidad. El hormigón armado de estas propuestas se ha convertido en el motivo, destacando la belleza que el mismo material ofrece.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquíConocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre