La pasión y creatividad son dos puntos que caracterizan tanto a la gastronomía como a la arquitectura y al diseño. Te mostramos casos en que los autores tuvieron la posibilidad de expresarse y fluir en todos sus sentidos.

Hay Hay, Ngũ Hành Sơn, Vietnam

Diseñado en un complejo turístico tropical, Hay Hay, fue pensado con el objetivo de lograr purificar y relajar al máximo en cuerpo y mente a sus huéspedes. Vegetación, piedra natural y bambú, recursos naturales de Vietnam, abundan en el ambiente moderno pero tranquilo creado para el restaurante.

La edificación goza con una hermosa vista a la playa y una piscina que sirve de comedor para que 350 invitados pueden disfrutar de desayunos, almuerzos y cenas.

Fue diseñado con una amplia gama de ambientes, proporcionados por el cambio de nivel de suelo.  La estructura principal está diseñada en bambú y cuenta con 29 columnas cónicas de este material, creando espacios más pequeños e íntimos para parejas o familias.  Los grupos grandes en cambio pueden disfrutar de la gastronomía bajo las cúpulas de bambú.

Ingfah – Khaolak, Tailandia

Restaurante dedicado a la cocina local de Tailandia, su nombre viene de dos palabras de su idioma, ING significa “apoyarse” o “tumbarse” y FAH, “cielo”. Juntos “INGFAH” se traduce a “inclinarse hacia el cielo” o “ver el cielo, mientras se está acostado”.

Este nombre fue inspirado por dos ideas del restaurante: la forma tradicional Thai de comer (acostado y apoyado en una almohada triangular) y la vista al cielo, proporcionada por la arquitectura.

La idea conceptual buscó generar un restaurante con “muchas unidades pequeñas”, diseñadas con una ligera estructura geométrica. Un delgado pero alto esqueleto de acero revestido por una tela blanca, tiene como fin ser el “marco que captura al cielo”. Las almohadas se usan para tumbarse y poder disfrutar la gastronomía.

RAW, Distrito Zhongshan, Taiwan

Cuando se da el pie para que los arquitectos, y en este caso también el chef; fluyan y experimenten con su creatividad y pasión, los resultados son claros por su distinta entidad y ambiente único.

RAW Restaurant,  creado en conjunto con la firma Weijenberg Architecs y el chef Andre Chiang en 2014, combina el amor por la gastronomía y el diseño. La madera es la protagonista del estilo del local. Conformada con formas serpentinas que concluyen en una escultura central.  En este restaurante la experiencia comienza en el interiorismo.

Tiene un formato sin divisiones, sin “cuadrados”  con el fin dejar fluir la enorme creatividad del local. La mayor parte de la estructura principal de madera es usada como una isla de vinos y como un gran mostrador en la entrada sin comprometer la belleza del diseño.  Las mesas tienen formas irregulares y diferentes para romper el espacio y la monotonía, como también para impedir el agrupamiento.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre