Se trata de una edificación pensada desde la economía constructiva que resultó ganadora de la 9ª edición de los Premios Edificar.

El año 2021 cerró con el reconocimiento más importante de la arquitectura mendocina: los Premios Edificar, cuya 9ª edición estuvo marcada por la creatividad resolutiva de los profesionales de la construcción.

Dentro de la categoría “Obra construida mayores 500 m2”, la mención mayor la obtuvo la obra “Casas Patio”, del arquitecto Pedro Peña y Lillo.

Esta edificación surgió luego del pedido de un inversor cuyo propósito fue desarrollar un proyecto dúplex para su posterior comercialización. Para lograrlo, se buscó realizar un proyecto de una gran economía, donde la relación entre fines y medios fuese adecuada.

Una obra poco pretenciosa que buscó resolver lo necesario, de manera simple y en armonía con su sitio. La edificación es resuelta en su totalidad en planta baja, lo que provoca el menor impacto visual sobre el área en que se implanta.

La construcción de las viviendas está resuelta a través de dos sistemas: por un lado, una caja muraría materializada con un sistema tradicional de mampostería revocada; por otro lado, una cubierta resuelta a través de un sistema de vigas prefabricadas de madera montadas en obra.

La cubierta, por su parte, fue elaborada a partir de la repetición de un mismo elemento: una correa de madera. La cual mantiene un detalle de anclaje sobre los muros.

Se buscó simplificar al máximo el sistema constructivo, la forma correcta de lograrlo fue incorporando la menor cantidad de detalles posibles.

Una obra poco pretenciosa que buscó resolver lo necesario, de manera simple y en armonía con su sitio.

El proyecto habita bajo una gran cubierta, un gran espacio de sombra, siendo esta la que alberga todos los programas. Esta cubierta intenta ser los más leve permitido. Resulta a través del sistema de correas, machimbre y chapa. La pendiente de la misma está dada por la caja muraría que soporta este sistema.

En el interior se percibe el orden estructural de la cubierta que ordena todos los espacios interiores expresando las correas de madera que quedan a la vista.

Este manto superior de madera, aporta una gran calidez y armonía a los espacios interiores.

Los ingresos son resueltos a través de un sistema de patios laterales. Estos ingresos permiten ubicar los estares en la parte posterior del lote, quedando estos de cara a los viñedos y a la Cordillera de los Andes.

Ficha técnica

  • Propietario: Matías Esposito, Antonela Ubriaco
  • Ubicación: Barrio María Antonieta. Calle Ruta 60 S/N entre calles Terrada y Vieytes
  • Año de proyecto: 2020
  • Proyecto: Arquitecto Pedro Peña y Lillo
  • Cálculo: Ingeniero Eduardo Vega
  • Dirección técnica: Arquitecto Pedro Peña y Lillo / Arquitecto Rodrigo Escobar

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre