Un capricho saludable para disfrutar sin remordimientos.

Eliminar el azúcar de nuestra dieta es una tarea ardua. Hacerlo desaparecer de la noche a la mañana puede resultar demasiado duro, así que recomendamos reducirlo gradualmente usando cada vez menos cantidad en nuestros postres y dulces, educando poco a poco al paladar.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Calabaza 1
  • Huevo L3
  • Naranja (ralladura y zumo)1
  • Almendra molida 75 g
  • Harina de trigo 150  g
  • Canela molida g
  • Jengibre molido g
  • Levadura química 15 g
  • Aceite de girasol 50 ml
  • Edulcorante 50 g
  • Sal

Paso a paso

Pelamos la calabaza, cortamos en dados y colocamos en una fuente de horno cubierta con papel vegetal. Introducimos en el horno, precalentado a 200 °C con calor arriba y abajo, y asamos durante 10-15 minutos o hasta que esté tierna.

Trituramos o machacamos la calabaza para obtener un puré y separar la cantidad necesaria (300 g). Mezclamos con el jugo y la ralladura de media naranja, el aceite de girasol, el edulcorante y los huevos.

Incorporamos la almendra molida, la harina, la canela, el jengibre, la levadura y un pellizco de sal. Volcamos en el interior del molde y lo cocemos en el horno, precalentado a 180 °C con calor arriba y abajo, durante 40-50 minutos o hasta que esté bien cocido.

Lo comprobamos pinchando el centro con un palillo, si sale prácticamente limpio retiramos el budín del horno. Dejamos enfriar por completo antes de desmoldar, cortar y servir.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre