Delicioso y sencillo plato ideal para compartir en familia durante la cena de Noche Buena. Disfrutá sabores locales.

Un plato cuyo origen se remonta al siglo XVI, cuando los conquistadores llegaron al sur de nuestro continente, provistos de alimentos que luego se mezclaron con los ya existentes en la zona. Esto dio lugar a esta receta tan nutritiva y sabrosa: el Tomaticán.

Conoceremos el paso a paso de la mano de La Malesca, restaurante ubicado en calle Urquiza 6020, de Coquimbito, Maipú propiedad de Verónica Fernández Dupaus quien comparte las recetas de familia como legado, como camino y como forma de vida.

Veronica Fernandez Dupaus

Sus abuelas María Blanca Villegas (materna)  y Juana Soloa (paterna), buenas cocineras descendientes una de criollos y otra de españoles; hacían este plato que Verónica reconocía a la distancia a corta edad.

Tomaticán La Melesca

Ingredientes (4 porciones)

  • 2 cebollas blancas
  • Caldo de verduras 500 cc
  • 2 dientes de ajo
  • 100 cc de aceite de oliva Virgen Extra de buena calidad.
  • 400 cc Tomates Peritas o salsa de Tomates Casera.
  • Albahaca
  • 8 huevos
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • Cebollitas de verdeo
  • Queso de rallar cantidad necesaria yo uso Sardo 150 gr aproximadamente
  • Sal pimienta pimentón extra dulce orégano

Preparación

  1. Picar cebollas, pimientos, ajo, verdeo bien chiquito.
  2. Poner una ollita en lo posible de hierro y si no una ollita gruesa o pesada, para nivelar bien la cocción.
  3. Poner el aceite de oliva, calentar  hacer el sofrito con los vegetales picados, tapar.
  4. Agregar caldo en caso que se evapore mucho el líquido, salpimentar.
  5. Cocinar hasta que la cebolla esté transparente, agregar los tomates pelados y picados.
  6. Seguir cocinando y agregar 1 taza de caldo.
  7. Bajar el fuego y llevarlo a mínimo por 30 minutos aproximadamente, ir agregando líquido y siempre tapado.
  8. Una vez que hayan pasado los 30 minutos cascar 1 huevo por persona (4 en este caso) y agregarlos batiendo enérgicamente, rectificar, sal, pimienta, orégano y pimentón dulce extra.
  9. Esperar que la preparación se espese, culminar con el puñado de queso.
  10. Servir en cuencos de arcilla con un huevo frito montado y una foccacchia italiana bien rústica, la albahaca y el verdeo ponerlo encima bien en fresco, esto le aporta frescura al plato.

Disfrutar a toda hora, con alguna proteína dígase asado o bife de chorizo.

El maridaje perfecto es con el Schiller bien fresco de la casa, en esta época del año, un vino rosado, obtenido de una fermentación de Bonarda y torrontés, ambos de la zona Este.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre