A pesar de su mala fama, la pizza puede ser un alimento muy nutritivo y ligero. Descubrí dos deliciosas recetas de pizzas vegetales para elaborar en casa.

Para elaborar una buena pizza no hace falta saber hacer malabares con la masa ni tener mucha experiencia en la materia, pero conocer algunos trucos puede ayudar a mejorarlas:

  • Al elaborar la masa se le pueden añadir plantas aromáticas picadas, queso rallado o especias.
  • Si se carga en exceso la pizza se dificulta su cocción; el relleno y la masa han de estar en equilibrio.
  • Una cocción insuficiente deja la masa húmeda y pastosa. Se deben controlar tanto los bordes como el centro de la pizza. Sobre las brasas tarda, pero queda muy sabrosa.
  • Las verduras de hoja se pueden añadir tras la cocción. El calor de la pizza solo las afecta un poco y aportan frescor y ligereza.
  • La calzone se puede pintar con huevo batido y acabar con salsa por encima o gratinarla ligeramente con queso. Los ingredientes quedan melosos porque se cuecen cerrados.
  • Con láminas finas de patata, aceite y queso vegano se elabora una deliciosa pizza sin tomate, más rica en hidratos de carbono.
  • Elaborar pizza sin tomate, solo con vegetales y queso vegano, no es un sacrilegio. En su origen no lo llevaba… Se condimenta bien para que no quede seca.
  • Las especias (jengibre, comino, pimienta…) es preferible rallarlas o molerlas para unificar su presencia, o bien infusionarlas en el aceite.

Pizza de hinojo y nueces a la salvia

Ingredientes (para 4 personas):

  • 250 g de masa de pizza
  • 1 bulbo de hinojo grande
  • 50 g de nueces
  • 4 tomates secos
  • 100 g de queso vegano tipo rulo de cabra
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 1 rama de salvia
  • Pimienta negra

Preparación (15’ + 15’ de cocción):

  1. Precalentar el horno a 200 ºC. Estirar la masa y colocar sobre una piedra de horno o sobre una placa untada con un poco de aceite.
  2. Lavar el hinojo y cortar a láminas bien finas. Saltear unos minutos con aceite de oliva y escurrir bien.
  3. Cortar los tomates a tiras y ponerlos a calentar con aceite de oliva y el ajo.
  4. Repartir el hinojo sobre la pizza, colocar las rodajas de queso, añadir el tomate confitado y las nueces troceadas, y hornear unos 15 minutos.
  5. Pasado este tiempo, sacar la pizza del horno, repartir la salvia por encima, rociar con un poco del aceite de confitar el tomate y espolvorear con pimienta negra recién molida.

Variante: decorarla con flores de salvia o, en lugar de esta planta, emplear albahaca. Según el tamaño del horno extender la pizza en una bandeja cuadrada o bien formar dos pizzas para compartir.

Minipizzas de berenjena

Ingredientes (para 4 personas): 

  • 250 g de masa
  • 100 g de salsa de tomate
  • 1 berenjena grande
  • 16 aceitunas negras menudas
  • 100 g de queso rallado vegano
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Un puñadito de salvia y sus flores
  • Harina y sal

Preparación (20’ + 10’ de cocción):

  1. Cortar la berenjena a dados, dejar espolvoreada en sal unos 20 minutos para que suelten parte del agua y, transcurrido este tiempo, lavar y escurrir bien. Enharinar y freír.
  2. Cortar la masa en cuatro y darle forma a cuatro pizzas pequeñas. Extender salsa de tomate sobre cada una de ellas y, por encima, repartir los dados de berenjena, las aceitunas y el queso.
  3. Hornear unos 10 minutos a 200 ºC y, una vez fuera del horno, decorar con la salvia y sus flores, y rociar con un chorrito de aceite de oliva.

Variante: La berenjena se pueden cortar a rodajas y freírla; así queda cocida y cuando se incorpora a la pizza ya ha perdido su agua natural, que de otro modo dejaría la pizza demasiado húmeda. Los champiñones combinan muy bien con la berenjena. Se pueden saltear previamente con ajo picado y perejil.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre