Hay tonos que marcan momentos especiales. Diciembre es uno de ellos, en los que el verde, rojo y dorado impregnan casa espacio y nos reencuentra con los seres queridos.

Por Prof. Claudio Doratto. Contactalo aquí.

Cuando la suma de colores tiene un significado mágico

En las ediciones anteriores un color fue el protagonista, hoy no puedo hacer los mismo porque se avecinan tiempos mágicos. Tiempos en los que normalmente hacemos una pausa y casi sin darnos cuenta ya estamos estrenando un nuevo año. La magia se apodera renovando ilusiones.

Nos hace levantar la mirada y fijarla en un horizonte incierto, pero lleno de esperanzas.

En el 2020 la naturaleza con sus plantas me dio el abrazo necesario para transitar el ciclo de la mejor forma; estoy seguro de que a vos también.

Es increíble como aparecieron las huertas urbanas en muchas casas y edificios. Y como muchos renuevan sus jardines los viveros están a punto de quedar vacíos, así que deberemos apresurarnos si deseamos llevar un nuevo aire de frescura al hogar.

Ahora, volviendo al tema, tres colores son los protagonistas de una forma “festiva” porque no será tanto de colocarlos en el jardín, sino que desde éste ingresen a nuestro hogar.

Si quieres conocer una de las historias de cómo llegan esos colores a tener su lugar en estas fiestas te cuento en estas líneas.

El verde tiene un origen interesante. Dicen los estudiosos que viene desde tiempos remotos en la antigua Roma y de una festividad pagana llamada Saturnalia en donde se intercambiaban plantas como símbolo de deseo de larga vida, suerte y paz.

¿Las plantas más elegidas? El acebo y la hiedra. A partir del cristianismo se elige esta época para conmemorar la Navidad debido a la popularidad y para ir acabando con el carácter pagano.

Aparece el rojo como color sagrado representando la vida, el sacrificio y la muerte de Cristo.

Más tarde, el dorado y el amarillo hacen su presencia porque se lo asocia a la riqueza y al oro que llevaban de regalo los Reyes Magos al niño Jesús.

También, el color blanco tiene un lugar importante en esta época. La explicación es más simple y natural, porque hace referencia a que el rojo, verde y blanco son los colores que se observan en el invierno. Verde de las hojas del acebo, rojo de sus frutos y el blanco de la nieve.

Vamos a las plantas y flores que podrían ser protagonistas en tu hogar

Veremos plantas, flores y frutos que puedes recolectar para hacer adornos o plantas que en macetas pueden también formar parte de increíbles arreglos.

Los colores

Comencemos por el rojo que está presente tanto en frutos como en las flores que viene acompañado del verde de las hojas.

Dentro de las más representativas de esta época encontramos a las nandinas o bambú sagrado (Nandina doméstica) que posee, además, de unos frutos brillantes, unos brotes rojizos. Podemos, también, recurrir a sus pequeñas flores de color blanco para nuestros arreglos.

Y junto con las nandinas (hay más variedades) está la considerada como número uno en estas fiestas: el acebo (Ilexaquifolium) que es acompañada por un gran número de significados como planta mágica que atrae la prosperidad y el bienestar.

Además, es también asociada a la fertilidad y en algunos países colocarse debajo de una ramita de esta planta es condición para poder robar un beso a una dama. En cambio, si ella es la que toma la iniciativa, conseguirá a su verdadero amor o lo conservará por más tiempo.

Pero quizás no conocías que se la empleaba para ahuyentar a los malos espíritus (de allí que se la coloque en los cementerios). Esta característica esotérica se debe a que en la antigüedad el hogar a leña era el centro o corazón de la casa y había que limpiar el hollín de la chimenea. Para ello se usaban ramas de acebo que por sus poderes mágicos servía para evitar que ese lugar sea la puerta de acceso a malos espíritus o se quedaran pegados allí.

También, podés utilizar las ramitas y frutos del crataego (Pyracanthacoccinea) que están casi omnipresentes en los cercos verdes de Mendoza.

¿Sabías que con estos frutos se hacen mermeladas? La he preparado en alguna oportunidad y realmente me quedé sorprendido con el resultado. Además de ser de fácil elaboración, es muy agradable su sabor que recuerda a la rosa mosqueta y al dulce de membrillo.

Pero este tono también puede hacerse presente en nuestros platos con elementos de nuestro jardín. ¿Cómo? Muy fácil, con la incorporación de flores comestibles en tus ensaladas, por ejemplo. Son muchas las que se cultivan con fines culinarios, aunque no está muy difundido por ahora en estas latitudes.

El taco de reina o capuchina (Tropaeolusmajus), hay especies de flores rojas, otras naranjas, amarillas, y más.

Clavelinas, begonias, rosas, verbenas, algunas variedades de geranios y muchas más, harán posible que platos con carnes, ensaladas, postres e incluso tragos den esa nota distintiva en tus fiestas.

La flor de begoniatiene un sabor ácido.

Verbenas, se pueden usar las flores individuales o el ramillete completo y tienen un sabor dulzón.

Cuando queremos pedir prestado a la naturaleza el color verde, no sólo podemos usar los brotes y pequeñas ramas de las plantas que vimos, sino que cualquiera podría tener ese lugar.

Lugar que sin duda es ocupado por el abeto, como planta entera y decorada con adornos multicolores o formando arreglos en las mesas o las puertas de la vivienda.

Pasamos ahora al último color de la nota, el dorado y su variante natural el amarillo.

Si nos gusta ser original, podemos utilizar plantas como el evónimo que tiene hojas variegadas de colores verdes y amarillos como arbolito de Navidad en nuestro jardín; y si te animás podés practicar un poco de arte topiario para formarlo.

Pero si te gusta el movimiento que aportan las gramíneas tenés un abanico más amplio aún y con una pequeña dosis de creatividad, serás imparable.  Veamos algunas que estarán en su maceta ahora, pero que luego las puedes incorporar en los canteros de tu jardín.

Carexeverino (Carexoshimensiseverillo)

Pennisetum alopecuroides ‘Lumen Gold’

Hierba bosque japonesa (Hakonechloamacra ‘Sunflare’)

Contame, ¿qué opinás de ser original?  Imaginá por un momento una escalera de pintor tipo tijera y en todos los escalones una maceta con alguna de estas magníficas gramíneas, y lo que dirán tus invitados.

Recordá que también tenés la posibilidad de ir a una florería, adquirir aquellas que más te gusten y con un poco de espuma floral (también conocida como oasis vegetal), podrás combinar plantas y flores.

Supongo que ya tenés muchas ideas en tu cabeza, puedo ver el brillo de tus ojos imaginando el momento. Así que, hasta aquí llegó en el artículo de hoy.  Aprovecho para desearte unas Felices Fiestas y que el 2021 llegue cargado de todas las maravillas que la vida te puede dar.  Y agradecerte que hayas estado ahí cada mes. Nos encontramos el año que viene con más ideas y colores para tu jardín.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre