El desayuno diario en casa puede llegar a ser aburrido, especialmente para los niños que necesitan de una motivación extra que les ayude a terminar con la comida más importante del día.

Los colores, las texturas y los aromas son muy importantes a la hora de estimular el apetito de los más pequeños. Por ello, buscamos ideas deliciosas para ayudarte a sorprenderlos con platos originales, divertidos y deliciosos.

Hot cakes mini

Ingredientes:

1 taza de harina para hot cakes
1 huevo
1 ¾ tazas de leche
1 taza de fresas rebanadas
1 banana
1 cucharadita de vainilla líquida

Preparación:

Licuá la leche, el huevo, la harina y la vainilla hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos. Calentá una sartén pequeña (de preferencia con un borde amplio o especial para hot cakes) y rociala con aceite vegetal o con margarina para evitar que la masa se pegue. Volcá un poco de masa hasta cubrir la superficie y espera por 3 minutos antes de voltear, o hasta que en la superficie comiencen a aparecer agujeros.

Repetí este procedimiento con el resto de la masa y al final, utiliza la fresa y la banana para crear figuras como soles (con las fresas alrededor del hot cake) caras de oso (con la nariz y orejas como rodajas de banana) y cualquier forma que provenga de tu imaginación.

Cóctel de frutas cósmico

Ingredientes:

-½ taza de uvas
-1 sandía a la mitad
-1 pieza de manzana
-1 pieza de kiwi
-½ taza de yogurt de tu sabor favorito
-50 gr de chispas de chocolate

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Olivia Bryois (@chadna74)

Preparación:

Pelá la manzana y el kiwi, además de cortar en rodajas gruesas el resto de frutas. Con ayuda de tu cortador de frutas favorito dale forma de estrellas, corazones, flores o la que prefieras. Tomá una copa ancha o un plato hondo y mezcla las frutas, posteriormente agregá la taza de yogurt y utiliza como topping las chispas de chocolate.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre