Llegó el día en que la Feria del Salone del Mobile de Milán volvió a brillar. El tan esperado evento dejó sus frutos marcados por el diseño, la calidad y una fuerte directriz:  la sostenibilidad y conciencia medio ambiental.

Te invitamos a recorrer esta nueva edición que se llevó a cabo bajo el lema “Diseñando para nuestro futuro”.

Por Dis. Interior Flor Suarez Apatye. Contactala aquí

La consigna fue el uso de materiales reutilizables (como la madera), o reciclados (el upcycling), que tengan bajo impacto ambiental o certificaciones oficiales, así como las fuentes de suministro sostenibles, la atención a los residuos (de materiales, energía y agua) y la reutilización. “La sostenibilidad se ha convertido en un mantra. Las materias primas son escasas y los costes son desorbitados”. 

Las empresas de diseño han ideado espacios domésticos agradables y hospitalarios que se traducen en los cambios que lleva la vida contemporánea en objetos y sistemas de decoración. 

En esta nueva era de la vivienda, los espacios y las funciones se hibridan y el mobiliario se adapta y reconfigura según los gestos de sus usuarios. 

Sofás suaves, sillones envolventes, alfombras de varios niveles, estanterías vertiginosas y mesas monumentales se combinan con juegos de transparencias, sombras, colores, llenos y vacíos, y volúmenes que se entrecruzan: las narrativas de los espacios de el Salone narran a través de los objetos comodidad y carácter.

Una de las piezas más esperadas este año fue la de Mario Cucinella “Design With Nature”.

Una instalación que demuestra todas las diversas formas en que podemos vivir y mejorar nuestra relación con la naturaleza y el mundo natural. 

Incluye un bar, lugares para sentarse, biblioteca y un área de conferencias simulando una plaza (un espacio común en el estilo italiano de ver la vida en comunidad).

“La sostenibilidad se ha convertido en un mantra. Las materias primas son escasas y los costes son desorbitados”.

Si de tendencias se trata, en colores los tonos que se vienen para la temporada son los pasteles, desde los terracotas, rosas, lilas y violetas.

Verdes y azules en tono apagado vuelven a la vida de los espacios, solo o acompañados. 

En cuanto a revestimientos sorprenden las maderas con mucha veta y continúan los varillados en general y en detalles como muebles de cocina o de baños.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

 

 

 

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre