Crear nuestro estilo propio es algo que se aprende con el tiempo. ¡Sí, creéme!, es posible. En esta nota te dejo las claves para verte bien a cualquier edad.

Por Gabriela Eliana Magallanes – Asesora de Imagen @hope.mdz

Algunas mujeres me dicen: “Ya soy grande para usar esta prenda” o “Cuando era joven, me vestía mejor, podía usar…” 

Nada tiene que ver la edad con usar o no tal o cual prenda, todas tenemos un “estilo” aunque no lo sepamos y es más importante que “vestir bien”.

Estoy casi segura de que todas hemos visto alguna vez un capítulo de Sex and The City donde hay cuatro mujeres diferentes en edad y look; o la película  El Diablo se viste de Prada (El diablo se viste a la Moda), en donde Miranda Presley (Meryl Streep),una mujer madura, luce un estilo propio increíble y en donde Andy Sachs (Anne Hathaway), mujer muy joven,  llega a la revista Runway y no es precisamente el estilo lo que la caracteriza y con el tiempo empieza a disfrutar de la moda y cambia radicalmente su manera de vestir. Todos estos ejemplos los podemos llevar a la vida real. No tenemos que ser XS ni ser jóvenes para ser perfectas, si hay algo que nos enseña esta película es que la moda no tiene nada que ver con la edad.

El “vestir bien y con estilo propio” se aprende con el tiempo, como cualquier otro arte. No somos Runway y creo firmemente en la mujer “real”; por eso te quiero contar algunos trucos claves para aprender a disfrutar del proceso.

VESTIR CON ESTILO

Todas hemos cometido errores al momento de vestir o de estilismo que nos han servido para aprender qué ponernos y qué no ponernos porque, como dicen por ahí, “de los errores se aprende”.

Para empezar, lo más importante es conocer nuestro cuerpo para poder elegir qué prendas son las adecuadas y sacarle el máximo potencial a nuestra silueta. 

Otro gran detalle, tan importante como el anterior, son los colores: perdamos el miedo a probar gamas de colores hasta encontrar el adecuado para nosotras, todas podemos usar todos los colores.

Los accesorios son grandes complementos en nuestro estilismo.

Lo primero que tenemos que pensar a la hora de elegir nuestras prendas y vivirlas al máximo, indistintamente tengamos 30,40,50 años, es probarla, confirmar que nos queda bien, que nos sentimos cómodas con lo que tenemos puesto y sobre todo que nosotras llevemos la prenda, no la prenda a nosotros. Para mí esta es una regla de oro, más allá de que el diseño nos encante, sea tendencia o sea de nuestro diseñador favorito.

Hay varias páginas web, libros, o lo ideal, asesores de imagen profesionales, con los que podemos hacernos un estudio de morfología corporal o colorimetría y conocer qué formas y colores nos favorecen, cualquiera sea la edad que tengamos, nunca es tarde.

EL VESTIR Y LA EDAD

Sacando la adolescencia, cuando entramos en una nueva década a muchas “nos entra la duda” de estilo. Los 30, los 40 y sus crisis son normales; nos hacen replantearnos ciertas cosas de nuestra imagen. Además, en muchas comienza una etapa de crecimiento laboral, profesional, cambios en el cuerpo cuando son madres… por suerte cada vez existen menos prejuicios y, lo que antes no era habitual ver en looks de mujeres maduras, ahora se transformó en súper tendencia. Hay ciertas prendas que socialmente no eran adecuadas para mujeres de 50 años, por ejemplo. Pero, ¿y si esa prenda favorece a la mujer que la lleva puesta o la potencia? Entonces, nada más que decir, a disfrutar y ponérsela.

A los 20 tenemos toda la libertad para experimentar con nuestra manera de vestir y podemos atrevernos a todas las tendencias del momento ¡Todo vale!

En la década que sigue, los 30, es una etapa de cambios en varios aspectos de nuestra vida, nos damos cuenta de que crecimos, aunque no dejamos de ser jóvenes, tenemos más en claro nuestras metas y estilo. Esto no quiere decir que debemos dejar de seguir tendencias, lo más importante es olvidarse de clichés y seguir siendo nosotras mismas. Como dicen por ahí los 30 son los nuevos 20 así que animate a lo trendy, dale un toque divertido y juvenil a tus looks.

A los 40/50 ya llegamos a una madurez y esto se refleja en el estilo, nos damos cuenta de los cambios en el cuerpo y por esto es importante prestarle atención a nuestra silueta. Juguemos y seamos más exigentes a la hora de elegir qué ponernos. 

TIPS A TENER EN CUENTA:

  • Cuando encontrás la forma del pantalón que más te favorece no lo sueltes, y así con cada prenda que tengas en tu vestidor. El lema menos es más es muy acertado, buscá los básicos de calidad: a partir de ahí divertite y comprá con inteligencia.
  • Los looks monocromos son un truco infalible y te dan sofisticación al vestir.
  • Jugá con los complementos más atrevidos, agregá un toque de color. 
  • El “cuero” (símil cuero) que está en súper tendencia esta temporada, le da el toque sexy y rockero a tus looks. 
  • ¡Otro ítem que está a full son las zapatillas! Si las usás con trajes o pantalones sastreros, le das el toque juvenil y moderno a tu look.

Como siempre, te invito a vivir la moda, disfrutá y divertite. Sé vos misma, es estilo. Si sos fiel a esto, siempre te vas a ver y vestir bien.

Te dejo algunos looks para que te inspires, todos los encontrás en Hope Showroom. Te espero para que juntas descubramos tu mejor versión.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre