Versátil y atemporal, el ladrillo sigue siendo el material elegido para grandes obras que representan la identidad arquitectónica en Latinoamérica.

Por Arq. María Florencia Oña La Micela. Contactala aquí

El ladrillo es un material con historia. Los romanos fueron los que comenzaron a experimentar con masa de arcilla cocida en formas constructivas nuevas, arcos, bóvedas y cúpulas. Su forma y composición ha ido evolucionando con los años. 

Sin dudas es un material versátil y atemporal. Representa identidad local en Latinoamérica.  Se elabora a partir de una roca sedimentaria abundante: la arcilla; que luego pasa por un proceso de secado y cocción que la transforma en un material de textura y color natural. Este hecho favorece su aplicación de modo natural a la vista; posibilitando diversas y múltiples composiciones, patrones y tramas. 

En definitiva, a pesar de su mala fama, el ladrillo es un material durable, acondicionador térmico y acústico; y sustentable. Además, tiene una vida útil prolongada y un mantenimiento bajo. 

En edificios de ladrillo visto se recomienda proteger las superficies con un tratamiento hidrorepelente incoloro para evitar la absorción del agua. Con una masa térmica elevada el material ayuda a reducir las variaciones de temperatura. En zonas de mayor exigencia se debe agregar aislación. 

El ladrillo es un material durable, acondicionador térmico y acústico; y sustentable.

CASA FANEGO. GABINETE DE ARQUITECTURA

La casa Fanego de Gabinete de Arquitectura, en Asunción Paraguay; se ubica en un terreno angosto.

El bloque social y de servicio se encuentra en la parte posterior del terreno; mientras que el bloque de los dormitorios se sitúa al frente y se eleva, dejando un patio intermedio. El bloque de dormitorios queda suspendido mediante dos vigas de las cuales emergen vigas transversales que soportan las losas por medio de tensores.

A la lógica estructural, se le suma la lógica constructiva, con la incorporación del uso de ladrillo común que se convierte en el material principal de toda la obra. 

PABELLÓN DE LADRILLO. ESTUDIO BOTTERI CORNELL

El pabellón de ladrillo de Estudio Botteri Cornell, en City Bell Argentina, es una obra doméstica de pequeña escala. Incorpora el uso de ladrillo como material tradicional de la cultura constructiva y busca nuevos significados y posibilidades.

Se trata de la construcción de cuatro habitaciones de fin de semana, materializada mediante planos horizontales y verticales de hormigón armado que determina su estructura portante y espacial. El cerramiento exterior está construido por paneles autoportantes de ladrillo.

CASA DE LADRILLOS. DIEGO ARRAIGADA

La casa de ladrillos de Diego Arraigada se ubica en Rosario Argentina. La reglamentación de la ciudad de Rosario exige la utilización de muros medianeros de mampostería portante hasta los doce metros de altura; esto determinó el punto de partida de investigación sobre la mampostería portante y la utilización del ladrillo común.

La incorporación de la mampostería vista responde a la continuidad contextual. El proyecto de tres plantas prioriza una implantación compacta. Tres muros perpendiculares a la calle son los elementos estructurales que definen dos crujías de distinto ancho, donde se alojan los espacios de uso.

La utilización de ladrillo ha perdurado como elemento constructivo esencial durante todo el siglo XX. Sus diversas aplicaciones junto al uso de últimas tecnologías, refuerza sus cualidades y deja el campo abierto a nuevas exploraciones. 

Sus diversas aplicaciones junto al uso de últimas tecnologías, refuerza sus cualidades y deja el campo abierto a nuevas exploraciones. 

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

 

 

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre