Una tendencia de decoración que no pasa de moda.

Por Dis. Int. Noelia Serna. Contactala aquí.

Los ambientes cálidos y llenos de vida, en donde abundan las texturas y las mezclas de colores, son clave en esta tendencia de decoración que no pasa de moda.

Cuando lo bohemio se transformó en tendencia, y eso ¿por qué? Porque es un estilo que rompe las reglas y permite la convivencia de casi todo y, sobre todo, prioriza el “mientras te guste” y “te sienta bien” está perfecto. 

Colores vibrantes, fusión de culturas y épocas, libertad decorativa, mezcla de estilo, y, sobre todo, con puntos de equilibrio.

Se volvió tendencia llamarlo boho chic, porque busca esa versión relajada pero sofisticada, fina y pensada.

Si bien no hay reglas estrictas a la hora de aplicar este estilo, existen algunos patrones que se repiten y que se pueden tener en cuenta:

  • Bases neutras
  • Alfombras sí o sí
  • A todo color
  • Mucho almohadón
  • Muebles pintados
  • Mucha fibra natural
  • Texturas
  • Rincones que invitan al relax

A este estilo podríamos decirle que es un alma viajera, ya que plantea mezclar objetos con diferentes culturas y así generar atmósferas más personales.

Pocos estilos decorativos son tan alegres, vitales y divertidos como el boho chic. 

Colores vibrantes, fusión de culturas y épocas, libertad decorativa, mezcla de estilos, y, sobre todo, con puntos de equilibrio donde vos manejas hasta dónde sí y donde no, ya que los ambientes se vuelven súper propios y únicos. 

Colores vibrantes, fusión de culturas y épocas, libertad decorativa, mezcla de estilo, y, sobre todo, con puntos de equilibrio.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

 

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre