Seguimos brindándote los mejores consejos sobre jardinería para principiantes, para que el espacio verde de tu hogar luzca más bello que nunca.

Prof: Claudio Doratto. Telegram: https://t.me/jardineros

En otro momento te comenté sobre mi concepción del jardín como un espacio que está en un cambio constante. Un cambio que se da por el crecimiento de las plantas y, también, por las actividades que tienen lugar allí.

Cuando escribo estas líneas es inevitable que los recuerdos lleguen como lluvia de primavera a mi mente de los momentos vividos con mis hijos. Cumpleaños, partidos de fútbol, campamentos en donde las dos carpas armadas solo dejaban un pequeño lugar para pasar esquivando los cordeles de anclaje de estas. Y la vida de las mascotas que se desarrolla en plenitud.

Hoy comenzamos el recorrido en un jardín imaginario, ese mismo con el que sueñas. O que tal vez está allí cuando abres la puerta de tu hogar, pero deseas darle un toque más personal.

Siempre que vayas a hacer una intervención de importancia como es la modificación del jardín o la planificación de uno nuevo deberás realizar un plano o pequeño esquema con sus medidas para evitar un error muy común como tratar de “meter” todas las cosas que deseas allí como una pileta, un quincho, una cancha de vóley, una huerta y un sector de lectura en tan solo 50 metros cuadrados. Lo he exagerado un poco para ser gráfico.

Y cuando contamos con los adultos mayores o quienes tienen algún problema para desplazarse, hay otras prioridades como elevar los canteros o arriates para que puedan realizar actividades en contacto con la naturaleza.

 

Te haré un listado muy simplificado porque las opciones son muchas y el objetivo es darte las primeras herramientas para trabajar.

  • Recreación: espacio abierto para el juego (fútbol, vóley, correr, jugar con las mascotas) Aquí también puedes pensar en la piscina y los juegos para los más pequeños (areneros, toboganes, columpios…)
  • Destinados a la observación y/o meditación: espacios con bancos a la sombra, fuentes o cascadas que aporten el sonido relajante del agua, rincones con mesas para jugar al ajedrez o tomar unos mates.
  • Destinados al aprendizaje:  puedes incorporar una huerta y arriates,pero los llevarás al siguiente nivel si los empleas para trabajar con tus hijos haciendo almácigos, viendo crecer las plantas desde sus inicios como semilla; observando el vuelo de las mariposas y las aves que te visitan.

Imaginá el jardín como si de tu casa se tratase. Pueden definir los ambientes o habitaciones que quieras y el espacio te permita.

Si podés incorporar desniveles y diferentes rincones bien individualizados deberás pensar cómo conectarlos para llevar a los usuarios de un lugar a otro.

Los senderos o caminos tomarán especial importancia si se desean utilizar para crear experiencias jugando con texturas (pavimentos con piedras, maderas, ladrillos), dividiendo sectores o ser la vía de acceso para quienes se desplazan en una silla de ruedas.

¿Ya tenés una idea de lo que esperás lograr?

 

En próximas ediciones entraré con un poco de más detalles a describir las características que podrías incorporar a esos espacios, cómo hacer divisiones con elementos naturales y con plantas para generar lugares escondidos que despierten la curiosidad a la vez que te regalan de un lugar íntimo. Y para terminar el año hablaré sobre el diseño de los senderos, esos caminitos que pueden llegar a ser tan importantes como el destino al que te llevan.

Para más información tenés mi libro “Jardines para cre-ser en familia”. Feria Internacional del Libro – 31 de octubre 15 horas en la Enoteca.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre