La bella combinación entre lo rústico y lo sofisticado es una de las características más notorias en la reforma de esta vivienda. En su interior, el blanco juega perfectamente con los acabados de madera de pino,

Los diseños europeos siempre nos sorprenden con propuestas llenas de luz y calidez, perfectamente acondicionadas a la actualidad. La respuesta está en la gran labor de rehabilitación de estudios de arquitectura, quienes han conseguido cambiar totalmente la distribución de este piso que hoy os traemos.

Como ocurre con la gran mayoría de los pisos, esta vivienda tenía mucho pasillo y tabiquería de mala calidad. Por ello, al comenzar la reforma ideada por el arquitecto Cedric Bastin, se decidió eliminar los falsos techos, pavimentos y tabiques interiores. Una práctica de lo más recomendable para estos pisos centenarios, “pues al final siempre se tiene que reforzar el suelo y controlar la estructura”, explican desde el estudio.

Ahora bien, tras estos reajustes, lo que encontramos es un apartamento de 80m2 con un salón-comedor-cocina, un dormitorio, un despacho, un baño y un aseo de cortesía. La estancia principal es un cálido y acogedor salón, con una gran cantidad de luz natural gracias a las ventanas balconeras cuyos marcos son de una hoja, sin divisiones. La vista se desvía directamente a la pared de ladrillo visto y posteriormente a las viguetas de madera restauradas.

Todos los elementos particulares de la vivienda sacados a la luz, junto con el buen gusto decorativo de los dueños, ha dado como resultado un fantástico apartamento en pleno centro de la ciudad.

TONOS BLANCOS Y ACABADOS EN MADERA DE PINO

ATRACTIVO PAPEL PINTADO

Las puertas de paso son las originales de la vivienda, restauradas y reubicadas en la nueva distribución. Solo la puerta del aseo es ‘Filomuro’. Al encontrarse nada más entrar a la vivienda, no queríamos que llamase la atención. Lo atractivo se encuentra en su interior: el papel pintado de fondo negro junto con el espejo retro iluminado crean una atmósfera única.

BAÑO PRINCIPAL

El baño principal cuenta con una ducha de grandes dimensiones y banco de obra, revestida de gresite color gris con junta negra, a juego con el ventanal, de perfiles negros y cristal translúcido. Todos los elementos particulares de la vivienda sacados a la luz, junto con el buen gusto decorativo.

PUERTAS RESTAURADAS

Este es un claro ejemplo de algunas de las puertas de paso originales que se han mantenido en la vivienda. Un proceso de restauración y reubicación dentro de la nueva distribución del piso, el cual destaca por su combinación entre lo rústico y sofisticado.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre