Las tendencias de la temporada marcan dos tipos de detalles que centran la atención en el pecho y la espalda.

No hay año que se resista a ellos: los vestidos negros representan uno de esos básicos que se actualiza cada temporada con determinados detalles que marcan la pauta. Y las tendencias de primavera no son ninguna excepción: más allá de la ropa ajustada, en las colecciones hay dos tipos de patrones que definen por antonomasia y que centran una atención especial en dos partes del cuerpo, tanto la espalda como el pecho.

Con aperturas en la espalda

Es una de las tendencias en sí misma en los vestidos de las propuestas de primavera: con el buen tiempo la espalda a va pasar a convertirse en una de las protagonistas absolutas. ¿El motivo? Las aperturas se centran en esta parte del cuerpo, con vestidos con enormes aperturas por detrás.

Hay escotes a la espalda para todos los gustos. Te proponemos también un vestido ajustado en el que las aperturas se trasladan a ambos costados de la espalda, dejando las clavículas al aire en dos pronunciados escotes hasta casi la altura de la cadera.

Con cut-outs al pecho

Si hay una parte de la figura en la que las tendencias vuelven a hacer hincapié esa es sin duda alguna el pecho.

Los sujetadores siguen manteniéndose a la vista, las camisas restan centímetros hasta casi debajo del busto, y por supuesto, las aperturas en los vestidos se sitúan en esta parte para realzarlo.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Deje su respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre